Cada vía crucis es diferente en el país

La representación en Cuernavaca,a cargo de niños

1_190414p7regliosophoto01

MÉXICO (Notimex).- La tradición del vía crucis que representa la crucifixión, muerte y resurrección de Cristo se celebra en diferentes estados del país con rasgos característicos de cada región y de acuerdo con las tradiciones.

En Taxco, Guerrero, penitentes, “encruzados” y autoflagelantes recorrieron ayer las calles céntricas en la Procesión de las Tres Caídas.

El trayecto comenzó en la capilla de San Nicolás Tolentino, mientras que la representación de las tres caídas tuvo lugar en el Zócalo frente a la Santa Prisca y concluyó en el ex convento de San Bernardino.

En el recorrido destacaron los flagelantes, “encruzados” y las ánimas. Estas últimas, caminaron encorvadas con los rostros cubiertos con una túnica negra, los pies atados con cadenas y una vela encendida en las manos.

En la noche se llevó a cabo la Procesión del Silencio, donde participaron la Virgen de los Dolores y devotos en absoluto silencio. Durante toda la noche se veló la imagen del Señor del Santo Entierro en su ataúd de cristal.En Puebla, concluyó con un saldo blanco la tradicional procesión de feligreses de Viernes Santo.

Como desde hace 23 años, de manera ininterrumpida participaron las imágenes de la Virgen de los Dolores, Señor de las Maravillas, Jesús Nazareno de las 3 caídas, Jesús Nazareno y Nuestra Señora de la Soledad.

Cada imagen salió de su respectivo templo (Parroquia de Analco, Templo del Carmen, Templo de la Soledad, Parroquia de San José y, Templo de Santa Mónica) y se concentraron en la Catedral de Puebla para iniciar la Procesión de Viernes Santo que, como cada año, reunió a miles de feligreses poblanos y provenientes de otros estados.En Cuernavaca, el vía crucis se celebra de manera peculiar ya que lo escenifican niños menores de 12 años de la comunidad de Lomas de Tzompantle.

Dicha tradición nació hace 19 años en la comunidad para integrar a las familias morelenses con la cultura y la religión. Elvira Alvear Cortés comentó que “los niños año con año son llamados por la espiritualidad para hacerse a Dios”.

Detalló que para los papeles de la representación se elige por medio de rifas, “hay niños que nos llegan con promesas, y nos dicen ‘yo prometí hacer el papel de Pedro, y quiero ser ese’”. Este año los pequeños que participaron con los papeles principales tienen entre 10 y ocho años, los ladrones Dimas y Gestas tienen tan sólo 10 años.Ante ayer inició la representación con el lavatorio de pies y la Ultima Cena que se registra en la parte trasera de la Capilla, donde se colocaron mesas y sillas para observar la muestra de los infantes y participar religiosamente.Ayer la travesía inició a las 10:00 horas de la barranca que nos une con Lomas de Ahuatlan, para terminar a un costado de la capilla con la crucifixión. Cabe señalar que los infantes no toman agua durante el Vía Crucis, al término de “Las Siete Palabras” los padres ofrecen una comida para sus hijos, niños y la comunidad que acompaña en el recorrido. Aaron Rodríguez Nazario, de 12 años de edad, representa a Jesús en el lavatorio de pies y Ultima Cena y para el Vía Crucis el joven Jesús será Uriel Gómez quien tenía una promesa que cumplir. Diana Itzel Hernández Cortés de 8 años, representó a María por segundo año consecutivo y se encuentra en tercer grado de primaria.

Morelos | Infantil

El vía crucis de niños en Morelos se trata de toda una tradición para la comunidad.

Papeles

Los niños que participan en la representación son elegidos por medio de rifas o promesas que ellos mismos hacen a Dios.

Sacrificio

Los infantes no toman agua durante el vía crucis. Al término, los padres ofrecen una comida para sus hijos y la comunidad.

Pequeños

Los niños que participaron tienen entre ocho y 10 años.




Volver arriba