Amenazas sobre la familia

Monseñor Rivera: "Se anida el odio y la violencia"

Monseñor Norberto Rivera Carrera durante la misa de ayer

MÉXICO (El Universal).- El cardenal Norberto Rivera Carrera advirtió que sobre la familia existen diversas amenazas, como el aborto, los abusos infantiles, la exploración y el descuido de los ancianos, entre otros.

El prelado, junto con los feligreses, pidió que los gobernantes admitan que el verdadero valor de la familia radica en la unión de padre y madre, hijas e hijos, y “no se reduce a intereses y criterios personales, grupales y políticos”.

Al encabezar la misa dominical en la Catedral Metropolitana el Arzobispo de México expresó que además del aborto el mundo no es feliz, que sigue teniendo miedo porque “se sigue anidando la violencia, el odio”, las cuales también calificó como desviaciones.

Al celebrar el Día de la Sagrada Familia planteó que “ese debe ser el modelo de nuestros hogares. Ésta es una sociedad donde continuamente se persigue a la familia, degradándola, provocando la muerte a los más pequeños, incluso a los no nacidos y a los más ancianos”.

“Los niños son agredidos con una cultura de muerte pues con facilidad se recurre al aborto que suprime la vida humana en el mismo seno de su madre donde debería estar más seguro”.

“En nuestra sociedad se mancha el alma de los niños con la violencia, el abuso y el abandono que llega a transformar a los niños en situación de calle por la falta de valores morales.

“Tristemente vemos a los niños que ya han sido iniciados en el camino de la droga o de la prostitución infantil por personas sin escrúpulos, incluso miembros de la misma familia.

“Niños que son obligados a la mendicidad para ponerlos al servicio de redes que los explotan y los hace entrar en una cadena que les impide la superación laboral, social y humana a la que tienen derecho”.

Monseñor Norberto Rivera Carrera cuestionó la sociedad de consumo y materialismo al que se ha empujado a los niños, desvirtuando la presencia de San Nicolás y los Magos de Oriente, “que eran todo lo contrario a la mentalidad consumista” de ahora.




Volver arriba