Reforma laboral, aprobada en lo general

Por  351 votos a favor,  130 en contra y 10 abstenciones el pleno de la Cámara de Diputados aprobó en lo general  el dictamen de la reforma laboral. Ahora se procederá a la discusión de las reservas.

Esto, pese a que representantes de los partidos de izquierda tomaron la tribuna recién iniciada la discusión, lo que hizo que se suspendiera temporalmente. Sin embargo, pese a la toma, y desde la galería del salón de sesiones, la votación fue dirigida por el presidente de la Mesa Directiva, Jesús Murillo Karam.  

El dictamen aprobado contempla entre otros puntos  la regulación del llamado “outsourcing”, nuevas modalidades de contratación para incluir los periodos de prueba, contratos de capacitación inicial y para el trabajo de temporada.

Durante la sesión de este viernes en el Palacio Legislativo de San Lázaro, interrumpida en dos ocasiones, el dictamen fue aprobado con 351 votos en favor, mientras que se registraron 130 en contra y 10 abstenciones. Además hubo más de 270 artículos en reserva para la discusión particular.

Ante la toma de la tribuna por parte de un centenar de legisladores de izquierda, la presidencia de la Mesa Directiva, encabezada por Jesús Murillo Karam, dirigió la sesión desde un balcón y las posturas de las bancadas se fijaron desde las curules.

Antes, integrantes del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) se introdujeron al Palacio Legislativo de San Lázaro y llegaron a unos metros del salón de plenos para lanzar consignas contra los legisladores del PRI y PAN.

David de la Garza acusó que con ese proyecto se pondrían en riesgo los derechos de la clase obrera y señaló que los diputados debieron haber consultado a investigadores y especialistas en la materia.
También rechazó que con esa iniciativa se generen más empleos para los jóvenes y se reduzca la pobreza entre la población.

La toma de tribuna

Reacciones tras la toma de tribuna
Tras lo sucedido, la bancada del PRI lamentó que un grupo minoritario de la izquierda tomara la máxima tribuna de este órgano, ‘México no necesita de ese tipo de bárbaros, que rehúyen al debate y al diálogo’.

El coordinador de la fracción parlamentario priista, Manlio Fabio Beltrones, señaló que fue un grupo minoritario de la izquierda que no quería debatir los grandes temas nacionales. ‘No vamos a permitir que esta minoría de legisladores intente secuestrar a la Cámara de Diputados tal como lo hacen con su partido’.

Por ello afirmó que actuarían con madurez para transformar al país y ‘no nos dejaremos amedrentar por esta minoría’, al tiempo que señaló que el recinto legislativo no es su casa, “donde pueden actuar de manera violenta y bárbara y en todo caso iremos a donde sea necesario para debatir’.

Al respecto, el presidente de la Junta de Coordinación Política (Jucopo) en la Cámara de Diputados, Luis Alberto Villareal García, aseveró que los problemas del país ‘no se van a resolver en el patio trasero ni en la cocina’, por lo que, dijo, que debería continuar el debate de la reforma laboral en San Lázaro.

Ante la postura de los partidos de izquierda, el líder de la bancada panista indicó que su partido le apuesta a la fuerza de las ideas y no a la violencia.

Agregó que ‘no nos merecemos esto como país; debemos respetarnos a nosotros mismos y a nuestra investidura y sería un error resolver los problemas nacionales en el patio trasero o en la cocina’.

Por su parte, el coordinador de la bancada perredista, Silvano Aureoles Conejo deslindó a su fracción de la toma de tribuna.

Explicó que la fracción del Partido de la Revolución Democrática (PRD) había acordado no tomar la tribuna sino de debatir y discutir los temas nacionales sin embargo, agregó, 25 legisladores perredistas incumplieron el acuerdo.

‘Nos deslindamos de esa acción que solo genera violencia, es un asunto personal de estos diputados y no estamos de acuerdo con esa actitud’, subrayó.

Etiquetas:,