Protestas sin graves efectos

Conatos de pleito entre policías y manifestantes

Manifestantes del SME, del PRD y otras organizaciones fueron frenados por agentes de la policía en Toluca

TOLUCA (Notimex).- Elementos de la Secretaría de Seguridad Ciudadana impidieron el paso ayer a manifestantes contra la Cumbre de Líderes de América del Norte, lo que generó algunos enfrentamientos que no pasaron a mayores.

Integrantes de organizaciones como el Sindicato Mexicano de Electricistas (SME), el Movimiento en contra de la recategorización del Nevado de Toluca y la unión de ex braceros, anarquistas y militantes del PRD realizaron protestas a la altura de la calle de Isidro Fabela y el Mercado Juárez.

Los uniformados y las vallas de seguridad impidieron el paso de los manifestantes, registrándose algunos enfrentamientos, sin que se reportaran personas lesionadas, sólo algunos con golpes menores.

En cierto momento del incidente los líderes de las protestas pidieron al resto de los participantes que no cayeran en las provocaciones.

De acuerdo con el diario “La Jornada”, los electricistas pretendían reunirse con el presidente Enrique Peña Nieto para resolver su conflicto a raíz de la extinción de Luz y Fuerza del Centro.

Por su parte, los activistas ambientales exigen la derogación del decreto de recategorización del Nevado de Toluca , ya que argumentan que de lo contrario habrá un saqueo de los recursos del Xinantecalt.

Han acusado que existe mucho interés de mineras canadienses para hacerse de tierras de esta zona para “saquear” minerales del lugar. También refieren que empresarios estadounidenses buscan invertir en la compra de terrenos para desarrollar proyectos turísticos.

En tanto, la capital del país también se vio afectada por las movilizaciones en el marco de la visita a México del presidente de Estados Unidos, Barack Obama.

La circulación en los carriles centrales de Paseo de la Reforma se cerró debido a una manifestación realizada enfrente de la embajada de los Estados Unidos.

En la manifestación participan también participaron integrantes del SME, de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CENTE) y del Sindicato Nacional de Trabajadores Mineros, Metalúrgicos y Siderúrgicos, entre otros. La policía capitalina reforzó la vigilancia en las inmediaciones de la embajada norteamericana con vallas metálicas y elementos del cuerpo de granaderos, para evitar alteraciones al orden público.

En Toluca había extremas medidas de seguridad para los mandatarios.

La capital de la tierra natal del presidente Enrique Peña Nieto se convirtió en la ciudad más segura del mundo, ante las medidas de seguridad implementadas para la celebración de la Cumbre de Líderes de América del Norte.La cumbre que reúne a los mandatarios de México y Estados Unidos, Enrique Peña Nieto y Barack Obama, respectivamente, así como al primer Ministro de Canadá, Stephen Harper, se llevó a cabo con una estricta vigilancia por parte de elementos de la Policía Federal y estatal, del Estado Mayor Presidencial (EMP) y del Servicio Secreto de Estados Unidos. Por tierra y aire, con varios días de anticipación, se montaron fuertes dispositivos para garantizar la seguridad y el libre tránsito de aeronaves y vehículos que transportaron al presidente de Estados Unidos, Barak Obama, así como al anfitrión, Enrique Peña Nieto y el ministro canadiense, Stephen Harper. Amurallado el primer cuadro de Toluca fue cerrado a la circulación, mientras que elementos de corporaciones locales estuvieron agrupados en diversas esquinas estratégicas, en tanto que vehículos del Ejército Mexicano y de la Policía Federal, realizaron patrullajes constantes, ante la llegada de alrededor de mil 500 personas que asisten a la Cumbre. Personal castrense se apostó incluso en los puentes del Paseo Tollocan, la principal vialidad de acceso y salida de esta ciudad. Aún y cuando no fueron suspendidas las clases, ni fueron cerrados los comercios, a partir del pasado fin de semana y hasta este jueves quedaron cerrados los edificios del Tribunal de Justicia del Estado, del Congreso local, del Palacio de Gobierno, y Palacio Municipal, cuyos servidores públicos realizan sus labores en sedes alternas. Las autoridades dieron cuenta de la instalación de 22 cámaras de video vigilancia adicionales en puntos estratégicos del Centro Histórico y del Bulevar Aeropuerto. También fueron colocadas grandes carpas en las inmediaciones del Cosmovitral y en la Plaza España, sede de la Cumbre de Líderes de América del Norte, así como en el exterior del teatro Morelos y en la Plaza de los Mártires, donde se transmitirán las actividades de los líderes de Norteamérica. El Aeropuerto Internacional de Toluca, que restringió sus operaciones comerciales y privadas de las 11 a las 13 horas por la llegada de los mandatarios y ministro realizó a detalle el trabajo logístico, operativo y de seguridad, mismo que aplicará de las 19 a las 21 horas cuando concluya la Cumbre. El gobierno mexiquense dio cuenta de una ocupación hotelera del cien por ciento, así como una derrama económica de 100 millones de pesos por la celebración de esta Cumbre que coincide con los 20 años de entrada en operación del Tratado de Libre Comercio en América del Norte (TLCAN).

Cumbre | Seguridad

La ciudad de Toluca se volvió una fortaleza ante la Cumbre de Líderes de Norteamérica.

Tierra y aire

Por tierra y aire, con varios días de anticipación, se montaron intensos dispositivos para garantizar la seguridad y el libre tránsito de aeronaves y vehículos que transportaron a los presidentes.

Centro amurallado

El primer cuadro de Toluca fue cerrado a la circulación, mientras que elementos de las corporaciones locales se mantuvieron vigilantes.




Volver arriba