Proponen reformar ley del trabajo para evitar violencia laboral

 

MÉXICO (Notimex).- Con el propósito de castigar más severamente a patrones que ejerzan violencia contra sus trabajadores, incluso con cárcel, diputados del Partido de la Revolución Democrática (PRD) propondrán reformas a la Ley Federal del Trabajo.

‘El patrón o representante que ejerza violencia contra las y los trabajadores, incluidas lesiones u homicidios en centros laborales, se les aplicarán sanciones, incluidas las privativas de libertad previstas en el Código Penal Federal, mismas que se incrementarán en 30 por ciento’, plantea la iniciativa.

La propuesta la llevarán a cabo los diputados Trinidad Morales Vargas y Rodrigo González Barrios, con proyecto de decreto que reforma a la Ley Federal del Trabajo.

El objetivo es prevenir y sancionar con severidad la violencia física del patrón y sus representantes contra las y los trabajadores en los centros de trabajo, y surge para evitar que se repita la inadmisible agresión de que fue víctima un trabajador mexicano por un capataz coreano, en el estado de Querétaro.

Por ello, en la iniciativa de reforma de los perredistas se considera establecer sanciones ejemplares contra los patrones y sus representantes que incurran en conductas inadmisibles.

En la propuesta argumentaron que la prestación de un servicio personal subordinado no otorga al patrón derecho de ejercer violencia de algún tipo, incluida la física, contra los empleados.

‘Por el contrario, la relación de trabajo y el contrato individual de trabajo deben basarse en el respeto mutuo entre los factores de la producción y en la observancia de sus derechos humanos’, destacaron.

El texto señala que el trabajador que se separe de su trabajo por causa de violencia, incluida la física, imputable al patrón o sus representantes, tendrá derecho a que se le indemnice con el doble de lo marcado por el Artículo 50 de la Ley Federal del Trabajo.

Morales Vargas y González Barrios señalaron que se deben crear y garantizar ambientes de trabajo libres de violencia laboral, hostigamiento sexual y hostigamiento moral contra los trabajadores.

La iniciativa enfatiza el deber de los inspectores del trabajo, de vigilar de manera especial el cumplimiento de las normas de trabajo relativas a la tutela de los empleados contra violencia de todo tipo en los centros de trabajo.

 




Volver arriba