Senadora pide le indaguen nexos con Caballeros Templarios

MÉXICO (AP).- Una senadora abandonó temporalmente su cargo y exigió que se inicie una investigación tras ser acusada de tener vínculos con un cártel de las drogas.     

La senadora Iris Vianey Mendoza pidió al Senado que la separen de sus cargos durante 30 días mientras la fiscalía federal indaga los supuestos nexos de ella con el Cártel de Los Caballeros Templarios, en el estado occidental de Michoacán. “Les digo con la frente en alto que no tengo nada de qué avergonzarme, ni en éste ni en otros momentos de mi vida personal, de mi vida política”, dijo la legisladora.     

Mendoza fue acusada por uno de los líderes de grupos de autodefensas de Michoacán de apoyar a Los Caballeros Templarios. La senadora reconoció haber asistido a una fiesta con una hija de uno de los más buscados del cártel, tras salir a la luz pública una foto de ambas vestidas de amarillo.     

Mendoza negó los nexos con el grupo y dijo que atentaban contra su seguridad.  “Me parece extremadamente grave e irresponsable lanzar la calumnia y no tener el valor, quien porta una metralleta en la mano, de negarse a debatir con una mujer sus aseveraciones”, dijo la senadora, refiriéndose al líder Dr. José Manuel Mireles, uno de los fundadores de los grupos de autodefensa de Michoacán.     

El izquierdista Partido de la Revolución Democrática (PRD), al que Mendoza pertenece, dijo que reconocía la decisión de la senadora de separarse del cargo mientras se realiza una investigación. Sin embargo, el partido también exigió que otros servidores públicos que han sido señalados por los grupos de autodefensas dejen sus cargos y cooperen con las investigaciones.




Volver arriba