Reynoso no declara y se queja de una “revancha”

Dice que tuvo poco tiempo para saber de qué se le acusa

AGUASCALIENTES.- Luis Armando Reynoso Femat, ex gobernador, se reservó su derecho a declarar en la audiencia preparatoria realizada en el Juzgado Primero de lo Penal, y denunció que detrás de su detención hay una “revancha política”.

El ex gobernador Reynoso Femat está acusado del delito de peculado por la compra de dos terrenos a sobreprecio en su administración, por medio del Instituto de Vivienda del estado de Aguascalientes.

“Excélsior” consigna que durante la audiencia, el ex gobernador panista escuchó las acusaciones en su contra que forman parte del expediente que consta de 1,300 hojas, en donde se señala su participación en la compra de dos terrenos ubicados en la capital del estado por un monto superior a los $58 millones, cuando su costo real era cercano a los $30 millones.

En el documento se señala que durante su gobierno se compraron los terrenos a Mario Octavio Aguirre y Ofelia Padilla en 180 y hasta 200 pesos el metro cuadrado, sin tener un avalúo de por medio que constatara que fuera el valor real del terreno.

Femat en todo momento se vio tranquilo; incluso, bromeó con los medios de comunicación al comienzo de la audiencia, y pidió que le precisaran algunos detalles del expediente, para posteriormente acceder a que se continuara con la lectura.

Tras oír las acusaciones se le dieron a conocer los testigos que declararon en su contra, así como dos dictámenes periciales.

Al término de la lectura del expediente pidió que se aclararan algunos puntos, como la hora en que se recibió la consignación del caso y la hora en que se giró la orden de aprehensión en su contra, a lo cual dijo que fueron sólo tres horas y media para estudiar el caso de 1,500 hojas, y la audiencia tardó poco más de 2 horas y media.

“Fueron tres horas y media para estudiar un caso de expediente de 1,500 hojas en tres horas y media. Saben cuánto llevamos ahorita: dos horas nada más para depurar todo este caso.”

Se le cuestionó si declararía o se iba a reservar, y contestó: “No, no voy a declarar. Así es y saludos a los medios de comunicación”. Previo a retirarse de la rejilla de prácticas, afirmó que su detención obedece a una revancha política: “Revancha, claro que hay revancha política”.




Volver arriba