Reformas “no son remedios”

Más empresas harán público su interés en Pemex

Trabajadores de la plataforma de extracción de Petróleos Mexicanos

MÉXICO (Notimex).- Las reformas constitucionales aprobadas en la propuesta energética no son remedios caseros para eliminar un dolor de cabeza, como algunos aseguran, sino que son cambios profundos para poder avanzar en este siglo y dejar de perder 900 mil barriles de petróleo anuales, afirmó el legislador Arturo Escobar y Vega, del PVEM.

El legislador consideró que el anuncio de empresas petroleras chinas de querer invertir en el país demuestra el futuro próspero que conlleva la reforma energética recientemente promulgada por el Ejecutivo federal.

“En breve no sólo serán las chinas, sino también de otras naciones las que mostrarán sus intenciones de invertir en México, tras concretarse un mejor marco jurídico que permita la participación del capital privado”, dijo.

En entrevista, Escobar y Vega subrayó que “buscamos que la reforma energética establezca las bases de una economía que se refleje en beneficios para los hogares mexicanos y que nuestro país entre de lleno a competir con otras naciones con un sector energético moderno, renovado, eficiente, sustentable y con un impulso claro a través de nuevos capitales”.

Sin embargo, subrayó que propuestas como la de Vicente Fox, quien dice tener un fondo de 500 millones de dólares para invertir en el sector energético, “habría que analizarlas con detenimiento y mucho cuidado”.

“El sector energético es estratégico para el país, y muchos le apostamos a impulsar su desarrollo, porque sabemos que generará empleo y progreso económico, no obstante, hay que ser cuidadosos con propuestas como la del ex gobernador de Guanajuato, que luego resultan ser meramente mediáticas”.

Por ello, dijo, “bienvenidos los capitales que asumirán el riesgo compartido de extraer crudo en aguas profundas, que abonarán al bienestar del país, e impulsarán el crecimiento sostenido de la economía nacional y su utilización no representa ceder soberanía energética”, precisó.




Volver arriba