Reforma político-electoral se revertirá a partidos

MÉXICO (Notimex).- El presidente del TEDF, Alejandro Delint, consideró que la reforma político-electoral se revertirá a los partidos políticos que la promovieron al considerar que los cambios realizados “resultaron una serie de parches mal hechos”.

Entrevistado en sus oficinas el magistrado confió, no obstante, que la ley secundaria de la reforma correspondiente establezca de forma clara las atribuciones y competencias de los tribunales e institutos electorales estatales.

Consideró que “no están bien definidas las atribuciones de cuándo, dónde y por qué el Instituto Nacional Electoral (INE) podrá realizar unas elecciones locales y, si será a solicitud de un partido, aunque otro instituto podría pedirle también que no las realice”.

Puso como ejemplo que en caso de que el INE y no el Instituto Electoral del Distrito Federal (IEDF), por alguna circunstancia atraiga las elecciones de la capital, los actos que emita tendrían que impugnarse ante la Sala Regional DF del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) y no ante el Tribunal local.

Sería así, indicó Delint García, “porque en el TEDF estaríamos fuera de ese ámbito, en principio, a menos que la legislación secundaria nos diera entrada para actos federales”.

Alejandro Delint insistió en que las consecuencias de una reforma, a su decir ‘mal hecha’, la padecerá no sólo el Tribunal a su cargo, sino también a los ciudadanos y a las autoridades nacionales y locales; ‘será un boomerang que se le va a regresar y pegará fuerte a los propios partidos promotores de esta reforma’.

Desde la perspectiva del magistrado local, es ‘un error enorme la forma en que salió la reforma y una irresponsabilidad’.

Aseveró que “no se ha valorado la dimensión de ese asunto porque se trastocó una institución que es toral para la democracia como es el Instituto Federal Electoral (IFE), lo que traerá consecuencias complejas y negativas”.

Respecto a quienes avizoran que la reforma podría traer más conflictos que soluciones, el titular del TEDF resaltó: “creo que va a ver problemas, en la medida que una legislación no genera certezas y certidumbres si no incertidumbres”.

En su opinión, la reforma es sólo el cambio de nombre de IFE a INE y ‘una serie de atribuciones medio nebulosas en relación a qué le va a tocar a los institutos locales en relación con el INE’, porque, insistió, ‘no están bien definidas las atribuciones’

Delint recordó que el Artículo 105 Constitucional establece que no podrá haber modificaciones a las leyes 90 días antes de los comicios que inician en octubre próximo, por lo que confió en que el legislativo emita las leyes secundarias a más tardar en abril.

Planteó que, además, la indefinición de la propia reforma acarrea incertidumbre para los actuales magistrados del Tribunal Electoral del Distrito Federal (TEDF), pues desconocen si podrán concluir el periodo para el que fueron electos, que es en enero de 2015.

O bien, si serán removidos para dar paso en el Senado de la República –se le quitó la facultad a la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF)– a la elección de los nuevos magistrados que los sustituyan o inclusive, si se prolongará su permanencia.

Finalmente dijo que la propia reforma establece que los magistrados electorales durarán en el cargo en tanto sean sustituidos por los nuevos, aunque también señala que en las entidades en las que habrá elección en 2014 (Nayarit y Coahuila) deberán permanecer los actuales.




Volver arriba