Prohibido el “acarreo”

Más de 200 mil panistas votarían en todo el país

Cecilia Romero (izquierda), líder nacional del PAN, en una conferencia que ofreció en días pasados en compañía, entre otras, de Josefina Vázquez

MÉXICO.- El proceso electoral de hoy para elegir al nuevo presidente del Partido Acción Nacional costará poco más de 10 millones de pesos y se utilizarán boletas electorales infalsificables, así lo informó Cecilia Romero Castillo, dirigente de ese instituto político.

Destacó que se ha preparado todo lo necesario para que el proceso interno del PAN se desarrolle con transparencia, ya que las boletas electorales se imprimieron de manera similar a las que se utilizan en las elecciones constitucionales, y se prohibió el “acarreo” de votantes.

El tope de gastos de campaña para cada candidato fue de 11 millones 500 mil pesos. “Está fiscalizado y son aportaciones de militantes, simpatizantes o del propio candidato; esto no tiene nada que ver con el financiamiento que el partido recibe”, detalló Cecilia Romero.

La líder panista manifestó que para el proceso electoral habrá más de mil 330 centros de votación en todo el país, y en el que pueden participar más de 217 mil panistas con derecho al voto.

Los militantes del PAN, que apenas superan los 200 mil tras la depuración de su lista de afiliados en 2013, elegirán por primera vez en voto secreto y directo a su nuevo presidente, después de 75 años en los que esa tarea estuvo en manos del consejo, integrado por 300 miembros del partido.

Los contendientes son Gustavo Madero, quien se desempeñó como presidente del PAN desde 2010 hasta que dimitió hace unos meses para buscar su reelección; y el ex secretario de Hacienda Ernesto Cordero, quien pidió licencia al Senado para participar en este proceso.

Madero, nacido en Chihuahua en 1955 y descendiente de la familia del iniciador de la Revolución Mexicana Francisco I Madero (1873-1913), es un empresario que se convirtió en diputado federal en 2003, senador en 2006, coordinador de su bancada en la Cámara alta en 2009.Cordero, nacido en Ciudad de México en 1968, ocupó varios cargos durante las administraciones del PAN, los más importantes de ellos como titular de la cartera de Desarrollo Social y de Hacienda durante el mandato de Felipe Calderón (2006-2012).Cordero, considerado el “delfín” de Calderón, fue derrotado por Josefina Vázquez Mota en la contienda interna por la candidatura presidencial del PAN para los comicios de 2012.En 2012, este actuario y economista fue elegido como senador y designado coordinador del grupo parlamentario.Según diversos analistas, los candidatos encabezan a los dos principales grupos que se disputan el control de esta formación política, los críticos de Calderón y quienes formaron parte de su grupo cercano durante su administración.

En un tercer grupo se encuentran algunos líderes que han llamado a ambas partes a superar sus discrepancias para evitar una ruptura, como los ex candidatos presidenciales Josefina Vázquez Mota y Diego Fernández de Cevallos, y ex gobernadores que forman parte del movimiento Panistas por México.

Madero y Cordero Arroyo llevaron al cabo ayer actividades en Veracruz y el Distrito Federal, respectivamente, acción con la que cerraron sus campañas, luego de 60 días en los que visitaron todos los estados del país.

Madero Muñoz se reunió en el estado de Veracruz con militantes panistas de Tantoyuca.En tanto Cordero Arroyo acudió a una carrera de cinco kilómetros junto con correligionarios que partirá del monumento a Manuel J. Clouthier hacia la sede del Partido Acción Nacional (PAN), donde dará un mensaje, con lo que cerrará su campaña proselitista.Por otro lado, la Comisión Organizadora Nacional de la Elección del CEN del PAN (Conecen) se reporta lista para la elección del próximo domingo, cuando se estará renovando la dirigencia nacional panista.Francisco Gárate Chapa, presidente de dicha comisión, informó que se espera una participación de 75 por ciento de los más de 200 mil panistas que podrán votar en todo el país y para lo cual se imprimieron 223 mil 530 boletas y se instalarán mil 258 centros de votación.”Lo que espero es que el domingo en la noche, el candidato que no haya sido favorecido con la mayoría de los votos acuda aquí a las instalaciones del CEN junto al compañero que obtuvo la mayoría de los votos. Sin embargo siempre hay la posibilidad de la impugnación”, señaló Gárate Chapa.Convertida en cuartel alterno de la campaña de Gustavo Madero, la Cámara de Diputados concentra a los principales operadores electorales del candidato que mañana buscará reelegirse.Y es que en la bancada blanquiazul, al menos 75% de sus integrantes se inclinan a favor del político chihuahuense.Si bien el senador con licencia Ernesto Cordero domina en el Senado y tiene importantes cuadros de apoyo en San Lázaro, la diputación es maderista.Además del coordinador Luis Alberto Villarreal García, quien fue su compañero en el Senado, el vicecoordinador Jorge Villalobos es uno de los hombres más cercanos al candidato, quien asegura que el triunfo de Madero está garantizado porque la militancia valora la defensa que se ha hecho de la agenda histórica del PAN como nunca antes.Señala que más de 70% de los militantes con derecho a voto está de acuerdo en que el partido respalde cambios impulsados por el gobierno. De manera que desestima la bandera de Cordero de que la suya no sería una dirigencia colaboracionista, “cuando en los hechos el senador votó a favor de todas las reformas que la dirigencia de Madero apoyó.

Votación | Proceso

La Comisión Organizadora Nacional de la Elección del CEN del PAN se reporta lista.

Participación

Francisco Gárate Chapa, presidente de dicha comisión, informó que se prevé una participación del 75% de los militantes.

Resultados

Se espera que hoy por la noche se den a conocer los resultados de la votación y que ambos candidatos acudan al Comité Ejecutivo Nacional (CEN).

Preferencia

En la Cámara de Diputados, al menos el 75% de los militantes son maderistas, en tanto que en el Senado, Ernesto Cordero tiene más apoyo.

Militancia

Más de 70% de los militantes con derecho a voto está de acuerdo en que el partido respalde cambios impulsados por el gobierno; por lo que el ganador tendría que cooperar con el gobierno de Peña Nieto.




Volver arriba