Programa de Infraestructura, el más ambicioso de la historia

 

MÉXICO (Notimex).- El Programa Nacional de Infraestructura (PNI) 2014-2018 es el más ambicioso de la historia, al prever 743 proyectos que requerirán una inversión total de 7.7 billones de pesos, los cuales serán aportados por los sectores público y privado, destacó el Centro de Estudios Económicos del Sector Privado (CEESP).

Estima que para que México crezca a una tasa superior a 5.0 por ciento de manera permanente, es necesario que la inversión represente entre 25 y 30 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) y, en este entorno, el PNI representa un paso importante en esa dirección.

El Programa, anunciado la semana pasada por el Ejecutivo, se apoya en seis sectores estratégicos (comunicaciones y transportes; energía; hidráulico; salud; desarrollo urbano y vivienda; y turismo).

En su publicación semanal Análisis Económico Ejecutivo, el organismo señala que la inversión es el principal motor del crecimiento, pero para que esta se consolide como un verdadero motor de la actividad productiva del país, es fundamental que su asignación sea lo más eficiente posible.

‘La inversión del sector público es un detonador importante de la privada, y es por ello que un entorno de Estado de derecho es indispensable para incentivar los flujos de capital’, sostuvo.

Califica en este sentido de fundamental la propuesta en materia de transparencia del secretario de Hacienda, Luis Videgaray, ya que contiene 25 estrategias, 83 líneas de acción y 20 indicadores con sus metas específicas que permitirán evaluar el desempeño del PNI.

Subraya que el hecho de que 63 por ciento del total de la inversión requerida para el PNI se origine en el sector público demanda un control absoluto de la eficiencia con que se deberán ejercer los recursos públicos.

No hay que olvidar, menciona, que en la clasificación del Foro Económico Mundial, México ocupa el lugar 105 en materia de desviación de fondos públicos, en tanto que Transparencia Internacional ubica al país en la posición 106 en materia de corrupción.

Del total de la inversión prevista en el PNI, 50 por ciento se canalizará al sector energía, con el objetivo principal de ‘abastecer de energía al país con precios competitivos, calidad y eficiencia a lo largo de la cadena productiva’.

Evidentemente esto podrá fortalecer la asociación con el sector privado para invertir en un sector que es vital para el desempeño del aparato productivo del país, anticipa el CEESP.

De acuerdo con las autoridades, el PNI y las reformas estructurales serían capaces de elevar el ritmo de crecimiento de la economía entre 1.8 y 2.0 puntos porcentuales por arriba de su nivel inercial.

‘Esto quiere decir que a partir de 2016 estaríamos viento tasas de crecimiento por arriba de 5.0 por ciento, y en este escenario sería posible generar 350 mil nuevos empleos adicionales cada año’.

No obstante, alerta el organismo, de no lograr este objetivo, el escenario inercial muestra tasas inferiores a 4.0 por ciento para todo la administración.

Un aspecto que llama la atención es que el pronóstico de crecimiento inercial que se muestra en el PNI es de 3.5 por ciento para 2014, lo cual puede ser indicio de una posible corrección de la estimación oficial para el presente año, añade.

 




Volver arriba