PRI: La ley de consulta popular, una herramienta valiosa

PRI: La ley de consulta popular, una herramienta valiosa

PRI: La ley de consulta popular, una herramienta valiosa.- Imagen de cortesía

PRI: La ley de consulta popular, una herramienta valiosa.- Imagen de cortesía

 

México, Distrito Federal, a 6 de marzo de 2014.- El coordinador de los diputados federales del PRI por Yucatán, Mauricio Sahuí Rivero, señaló que con la a Ley Federal de Consulta Popular se dota a la sociedad de una herramienta valiosa para participar en las decisiones de temas de interés nacional.

Recalcó que es un mecanismo que permitirá empoderar a los ciudadanos lo que fortalecerá y enriquecerá la discusión sobre aquellos asuntos en donde la opinión de la población es importante.

Serán objeto de consulta popular los temas de trascendencia nacional, la cual será calificada por la mayoría de los legisladores presentes en cada Cámara, con excepción de la propuesta por los ciudadanos, en cuyo caso lo resolverá la SCJN.

“Se entiende que existe trascendencia nacional cuando el tema repercuta en la mayor parte del territorio nacional e impacte en una parte significativa de la población” subrayó.

Sahuí Rivero explicó que podrán solicitar una consulta popular el Presidente de la República, el equivalente al 33 por ciento de los integrantes de cualquiera de las Cámaras del Congreso o los ciudadanos en un número equivalente, al menos, al 2.0 por ciento de los inscritos en la lista nominal de electores.

La nueva norma establece que la aplicación de las normas de esta ley corresponde al Congreso de la Unión, a la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), al Instituto Federal Electoral (IFE) y al Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF), en sus respectivos ámbitos de competencia.

“A través de la consulta popular, los ciudadanos expresan su opinión de uno o varios temas de trascendencia nacional” abundó.

Su resultado, dijo, es vinculante para los poderes Ejecutivo y Legislativo federales, así como para las autoridades competentes, cuando la participación total corresponda, al menos, al 40 por ciento de los ciudadanos inscritos en la lista nominal de electores.

No podrán ser objeto de consulta popular las restricciones de los derechos humanos reconocidos por la Constitución; la materia electoral; los ingresos y gastos del Estado; la seguridad nacional y la organización, funcionamiento y disciplina de la Fuerza Armada permanente.

“La consulta popular forma parte de la reforma constitucional en materia político-electoral y significa un paso importante para la vida democrática del país” aseveró.

Una vez aprobado el nuevo ordenamiento por la Cámara de Diputados se turnó al Ejecutivo federal para su promulgación.

COMUNICADO DE PRENSA




Volver arriba