Perredistas piden investigar tráfico de fármacos en hospital de ISSSTE

MÉXICO (Notimex).- Legisladores perredistas solicitaron a la Auditoría Superior de la Federación (ASF) investigar las denuncias sobre presunto tráfico de medicamentos en el área de Servicios de Reproducción Humana del Hospital 20 de Noviembre, del ISSSTE.

Los asambleístas Daniel Ordóñez y Efraín Morales, así como el diputado federal Carlos Augusto Morales urgieron al órgano de fiscalización a hacer una auditoría financiera y de desempeño sobre el control y la distribución de fármacos en ese lugar.

En entrevista recordaron que en febrero, el médico Francisco Javier Cedillo Díaz responsabilizó de presunto tráfico de medicamentos al jefe del área de Servicios de Reproducción Humana del Centro Médico Nacional 20 de Noviembre, Daniel Moreno García.

Los perredistas solicitaron un informe del estado de las denuncias 1359/2011 y 2013/ISSSTE/DE1605 interpuestas por Cedillo Díaz ante el Organo Interno de Control del instituto y la 692/2012 iniciada en la Procuraduría General de la República (PGR).

Consideraron imperativo revisar la entrega de medicamentos a los derechohabientes del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE), para lo cual deben emplearse los más estrictos mecanismos de fiscalización y rendición de cuentas con los que cuenta el Estado mexicano.

Tal acción es urgente, pues el patrimonio del organismo proviene en gran parte de recursos con cargo al erario que año con año se transfieren a través del Presupuesto de Egresos y las cuotas que aportan los trabajadores al servicio del Estado.

Los legisladores del Partido de la Revolución Democrática (PRD) comentaron que a Moreno García se le ha señalado por supuestamente ‘recetar y proporcionar a pacientes una cantidad de medicamentos superior a sus necesidades, para luego exigirles que regresen el sobrante a su oficina’.

Confiaron que la intervención de la Auditoría Superior de la Federación permita conocer el destino y la cantidad de fármacos mal recetados, lo que dejó sin tratamiento a muchos derechohabientes.

 




Volver arriba