Neonazis cierran cuentas

Alberto Villarreal: No tienen cabida en Acción Nacional

MÉXICO (El Universal).- Juan Barrera Espinosa, joven militante del PAN de Jalisco, renunció a los cargos “formativos” que tenía en el partido tras aparecer como uno de los creadores del llamado Movimiento Nacionalista Mexicano del Trabajo, facción de corte neonazi.

Hasta anteayer martes, el perfil en Facebook del grupo estaba vigente y tenía más de 250 seguidores, sin embargo por la tarde la cuenta fue desactivada.

Barrera Espinosa mantiene su información pública en Facebook pero decidió cerrar su sitio en Twitter debido a la “múltiples amenazas de muerte” que recibió, según lo informó en la red social.

De igual forma la cuenta de Sebastián Sánchez Armas, quien en sus publicaciones expresaba abiertamente su simpatía por el nazismo, también apareció como “no disponible”.

Sobre el tema, el coordinador de los legisladores del PAN en la Cámara de Diputados, Luis Alberto Villarreal, exigió a los jóvenes panistas neonazis que consideren su permanencia en el partido porque con esa ideología no tienen nada qué hacer en el blanquiazul.

En conferencia de prensa Villarreal afirmó que en el mundo moderno, no sólo en el PAN, este tipo de expresiones están absolutamente fuera de la realidad y de cualquier sociedad.

“Estos grupos se alejan absolutamente de los principios que se establecieron en el PAN desde su fundación en 1939 y con los que se han guiado los últimos tiempos.

Ayer, los jóvenes panistas se disculparon de lo que llamaron un error, pero afirmaron que los hechos se han “sobre dimensionado” (sic).

Mediante un comunicado Diego Duarte Flores, José Vizcarra y Juan Barrera Espinosa negaron que exista un grupo de organización formal o informal cuyo objetivo sea la difusión y promoción de la ideología neonazi.

“Si (sic) reconocemos que realizamos una reunión y hemos hecho expresiones escritas y manifestaciones de admiración a dicha ideología (nazi)”, reconocieron en un texto de dos cuartillas con faltas de ortografía.

El grupo insistió que los hechos han fundado afirmaciones que no corresponden a la realidad.




Volver arriba