Necesario, más recursos: INE

MÉXICO, D.F. (SUN).— El consejero presidente de la Comisión Temporal de Presupuesto del Instituto Nacional Electoral (INE), Ciro Murayama Rendón, aseguró que los legisladores deberán estar conscientes del impacto presupuestal que la reforma electoral traerá consigo, para acompañar los cambios que realicen, con más recursos.

“Para cumplir con la reforma hay que invertir más; se buscó una democracia más sólida, hay que inyectar los recursos para completar esa obra”, dijo al recordar que aunque mediáticamente se habló de que con la reforma se reducirían gastos, nunca conoció un estudio que demostrara tal disminución.

Por eso, “en estos temas no se puede argumentar sin datos. Quien diga que puede reducir el gasto tendrá que demostrar cómo”, planteó.

En entrevista con EL UNIVERSAL el consejero, economista de formación, y quien será el responsable de proyectar las necesidades de gasto del nuevo INE con facultades ampliadas, consideró que aunque todavía es pronto para hablar de cifras, hay incrementos previsibles.

De entrada, por ser 2015 un año de elección federal intermedia, los partidos gozarán de 30% adicional de su financiamiento, para gastos de campaña.

Si a eso se suman las nuevas facultades nacionales del Instituto, el Congreso debe prever la inversión y eso a nadie debe sorprender, planteó Murayama Rendón.

“¿La reforma le da nuevas atribuciones al instituto? Sí. ¿Le quita? No. Entonces necesariamente para cumplir con la reforma hay que invertir más, se buscó una democracia más sólida, hay que inyectar los recursos para completar esa obra.

“Si a usted le dicen va a hacer un edificio no de tres sino de cuatro pisos, va a necesitar material adicional, usted no puede hacer un edificio de cuatro pisos con los recursos para hacer uno de tres y eso no tiene por qué alertarnos, fue una decisión que tomó el Constituyente. Quien reforma la Constitución dijo que eso quería, pues ahora habrá que acompañar las decisiones presupuestales correspondientes”, argumentó.

Recordó que de entrada se incrementó el número de consejeros de nueve que tenía el extinto Instituto Federal Electoral (IFE) a 11 del INE, y eso traerá un impacto, mínimo; pero lo habrá además de las facultades de fiscalización nacional y no sólo a nivel federal, lo que hará crecer exponencialmente los requerimientos, como consignó EL UNIVERSAL en su edición del sábado pasado.

Ahora, para la fiscalización, deberá haber cierto grado de especialización que hay que hacer directamente “y eso cuesta”, detalló Murayama.

El consejero pidió no confundir gasto con dispendio, “no creo que sea el caso”.– Carina García




Volver arriba