Necesario atender a tiempo la atresia de vías biliares: especialista

 

GUADALAJARA (Notimex).- La especialista del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Jalisco, Hilda Ahumada García, advirtió que es de vital importancia la captación temprana de la atresia de vías biliares.

La enfermedad se caracteriza por una obstrucción de estructuras que transportan sales biliares, señaló la coordinadora auxiliar médico de Prevención y Atención a la Salud del IMSS en Jalisco.

‘Se trata de un problema cuyo origen no se ha precisado pero de consecuencias fatales porque al estar obstruido el árbol biliar, conformado por vasos que secretan lo que la gente conoce como bilis, ésta se acumula en el hígado, inflamándolo de manera severa y llevándolo a un estado de insuficiencia’, destacó la experta.

Por ello, dio a conocer que el IMSS incluyó dentro de las pruebas obligatorias que se realizan a los recién nacidos en el llamado tamizaje neonatal, la captación temprana de datos sugestivos de atresia de vías biliares.

Explicó que se trata de un análisis muy sencillo el cual implica que la mamá monitoree las heces fecales del bebé a partir del séptimo día de su nacimiento y hasta el primer mes.

‘Desde la consulta prenatal la futura madre es informada sobre la importancia de revisar las evacuaciones de su bebé’ sobre todo en lo que respecta a su coloración y si ésta es muy pálida, que en términos médicos se conoce como acolia, puede ser indicio de un mal funcionamiento hepático, detalló.

Indicó que para efectos de que la madre sepa los tonos de las heces fecales que constituyen focos rojos de una probable atresia de vías biliares, se le entrega una tarjeta colorimétrica que, como su nombre lo indica, contiene de manera muy gráfica en dos columnas, una roja y una azul, la coloración del excremento anormal y normal.

Añadió que con esta simple prueba, en caso de captar heces fecales claras la madre debe llevar a su bebé a su unidad de medicina familiar, donde se le mide la bilirrubina directa y total que de resultar positiva, amerita el inmediato envío del recién nacido a un segundo nivel de atención.

En el segundo nivel, el niño se somete a más pruebas y de llegar al diagnóstico de la atresia de vías biliares, se envía a un hospital de especialidades pediátricas, donde el pequeño es intervenido quirúrgicamente para recuperar la permeabilidad de sus vías biliares y evitar que su hígado continúe dañándose.

Destacó que el diagnóstico de atresia de vías biliares implica necesariamente atención quirúrgica e inclusive en casos muy severos requiere de un trasplante hepático, de ahí la importancia de su captación temprana.

‘Tenemos hasta el primer mes de vida para captar la anormalidad’ porque conforme el tiempo avanza, el daño hepático se va haciendo más severo por la obstrucción de las vías biliares y puede llevar a la muerte del menor en promedio antes de los cinco años de vida.

Agregó que el llamado es a que toda mujer embarazada acuda a sus citas de control a su unidad de medicina familia, donde parte de su seguimiento incluye la información completa sobre su gestación, pero también de los cuidados del recién nacido.

De igual manera, una vez que nace el bebé, es fundamental que siga al pie de la letra las indicaciones sobre el tamizaje neonatal, que consiste en hacerle estudios al bebé para la captación de algunas enfermedades, entre ellas, la atresia de vías biliares que, no tratada a tiempo, puede ser mortal, concluyó.

 




Volver arriba