Más ligas de una defraudadora

Oceanografíobtuvo dinero de Banorte

Una manifestación efectuada en una sucursal de Banorte en Tapachula, Chiapas, por falta de pagos

MÉXICO.- Banorte, uno de los bancos más grandes de México, prestó alrededor de 40 millones de dólares a Oceanografía antes de que la empresa fuera intervenida por la Procuraduría General de la República (PGR) por el presunto fraude cometido a Petróleos Mexicanos (Pemex) y a Banamex.

De acuerdo con el portal “SinEmbargo” una fuente familiarizada con la relación entre el banco y la empresa mexicana dijo a la agencia de noticias “Reuters” que Banorte está en proceso de provisionar el crédito, pero que todo va a depender de lo que ocurra con la empresa de Amado Yáñez Osuna.

La fuente no dio detalles acerca de los términos del crédito de Banorte a la firma, pero dijo que están siguiendo de cerca la situación alrededor de Oceanografía.

El monto prestado por Banorte a Oceanografía representa alrededor del 0.13 por ciento de la cartera total de créditos del banco, el mayor del sistema financiero local controlado por accionistas mexicanos, según da a conocer la agencia con sede en el Reino Unido.

El pasado viernes 28 de febrero, Banamex lanzó una acusación de fraude millonario contra la empresa, lo que originó que la Procuraduría General de la República (PGR) abriera una investigación a empleados y directivos de la compañía, contratista de Petróleos Mexicanos.La PGR anunció que embargó a Oceanografía, proveedora de Pemex, por al menos 400 millones de dólares.Aseguró los bienes de la empresa y los puso a disposición del Servicio de Administración y Enajenación de Bienes.La investigación develó una posible red de tráfico de influencias. La compañía, según investigaciones, forma parte de una red de complicidades entre funcionarios y ex funcionarios panistas durante los sexenios de Vicente Fox Quesada y Felipe Calderón.La empresa de Yáñez Osuna también se ha relacionado con fraudes a otras instituciones privadas y dependencias de gobierno como Banamex, el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), el Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores (Infonavit), el Servicio de Administración Tributaria (SAT), Pemex y el banco holandés Rabobank.Luego de que se diera a conocer el fraude , empleados de la compañía se pusieron en huelga para exigir el pago de su salario, pues no se les había pagado desde que Oceanografía fue intervenida por el gobierno federal.Luego de ello, el Servicio de Administración y Enajenación de Bienes de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) se hizo cargo de la paga a los trabajadores.

No buscan impunidad

Por otra parte la presidenta del PAN, Cecilia Romero, respaldó la decisión de los senadores de su partido de no regresar a la mesa de negociaciones de las leyes secundarias en materia energética, en tanto no resuelvan el caso Oceanografía, aunque sostuvo que no se busca la impunidad al ex presidente Felipe Calderón, según informa “La Jornada”.

Luego de una reunión a puerta cerrada con los integrantes de su bancada, Cecilia Romero insistió en que la postura del PAN, al levantarse de las negociaciones que lleva al cabo con el gobierno federal en torno de la legislación reglamentaria a la reforma a los artículos 27 y 28 constitucionales, no pretende poner a salvo a los ex presidentes panistas .”Han querido dar la impresión de que se busca impunidad, pero no es así, no queremos impunidad para nadie, de ningún partido, de ningún sexenio, pero si tenemos la claridad de que los problemas de Oceanografía tienen que ver con cuestiones de esta administración”.-¿Si hubiera responsabilidad del ex presidente Calderón la aceptaría?-De cualquier persona o personaje que haya tenido una falla, así ha sido la divisa de Acción Nacional, pero tenemos la confianza y la tranquilidad que el caso del ex presidente Felipe Calderón las cosas son muy claras.Romero informó además que ratificó en el cargo de coordinador de la bancada a Jorge Luis Preciado por los próximos dos meses ya que luego vendrá el cambio de la dirigencia en el PAN.Por su parte, Preciado aclaró que se levantaron de la mesa de negociación que mantenían con representantes del gobierno de Peña Nieto cuando se dieron cuenta que se usó el asunto de Oceanografía para golpear a tres de los legisladores que negociaban las leyes secundarias, entre ellos, los senadores Jorge Luis Lavalle y Francisco Domínguez, así como el diputado Juan Bueno Torio.

Etiquetas: