Madero llama a resolver diferencias desde el ejercicio democrático

MÉXICO (Notimex).— El dirigente nacional panista, Gustavo Madero Muñoz, llamó a sus correligionarios a ‘no tener miedo a la diferencia ni a la confrontación de ideas, ni tampoco a la deliberación justa, pues debemos ser capaces de gestionar nuestras diferencias desde el ejercicio democrático: con ideas y con votos’.

En su mensaje ante integrantes del Consejo Nacional del PAN, subrayó que siempre ha procurado dar cauce abierto a la discusión y a las discrepancias sobre asuntos internos, pero llegó la hora de responder a quienes lo han cuestionado sin fundamento y dolosamente.

El líder indicó que precisamente durante la sesión ordinaria de ese órgano partidista que se lleva a cabo este fin de semana donde hará sus aportaciones y propuestas y no por la vía mediática.

En alusión a lo señalado por el senador Ernesto Cordero, quien lo tachó de ladrón, remarcó que por ser de una profunda convicción, ha procurado dar cauce abierto a la discusión y a las discrepancias desde la plataforma del debate crítico y constructivo, y en el marco institucional.

Remarcó que, por ello, es en el seno del Consejo Nacional donde dará su posicionamiento sobre las diversas opiniones y cuestionamientos que se han ventilado, a su decir de manera dolosa y sin fundamento, en los medios de comunicación.

Gustavo Madero externó que ‘he preferido aguantar el costo del desgaste personal que esas declaraciones me han ocasionado, porque elijo resolver nuestras divergencias dentro del marco institucional y democrático que guía la vida interna del partido’.

En ese sentido aseveró que ‘no se debe tener miedo a la diferencia ni a la confrontación de las ideas, ni tampoco a la deliberación justa, sino debemos ser capaces de gestionar nuestras diferencias desde el ejercicio democrático: con ideas y con votos’.

Más adelante, aseveró que las victorias culturales son tan o más importantes que las electorales, y cuando alguna minoría frustrada por su insuficiente peso electoral opta por manchar o intentar descarrilar un proceso institucional actúa antidemocráticamente.

Por ello exhorto a los consejeros a asumir el debate sobre los importantes asuntos planteados en la agenda panista con visión institucional y responsabilidad política.

‘Hagamos honor a nuestra vocación democrática y respetemos la voluntad de la mayorías y atendamos con interés y activa participación las deliberaciones y votaciones hasta la conclusión la agenda del Consejo, y no rehuyamos nuestra responsabilidad de desahogarla’, convocó Madero Muñoz.

Por otra parte, manifestó que sin duda el Consejo Nacional panista ha enfrentado con valentía las distintas acciones aprobadas con responsabilidad y eficacia.

Es así como ‘hoy podemos apreciar que hemos tenido tres importantes logros: primero mejorar al partido después de un intenso y prolongado proceso de evaluación y mejora’, de igual manera ‘nos reorganizarnos para ir a las elecciones del año pasado’ y los resultados electorales.

Del mismo modo ‘demostramos que las reformas que en el pasado rechazaron los priistas no sólo eran las mejores, sino que desde entonces eran las necesarias para que México tenga un camino y un destino mejor’.

Resaltó que, en ese contexto, ‘llegamos hoy a esta reunión para concluir una responsabilidad institucional: aprobar las reglas para instrumentar los cambios estatutarios que nos permitirán renovar la dirigencia nacional’.

Al cónclave panista acudieron cinco de los interesados en la presidencia nacional del PAN: Josefina Vázquez Mota, Juan Manuel Oliva, Juan Carlos Romero Hicks, José Luis Luege, y el propio Gustavo Madero; sólo faltaron Ernesto Codero y Gabriela Ruiz.

 




Volver arriba