La Cruzada Nacional contra el Hambre, un “cascarón político”

La diputada federal Beatriz Zavala Peniche calificó los presuntos avances de la Cruzada Nacional Contra el Hambre como una nueva campaña de “cascarón político” en la que se presumen cifras que no corresponden a la realidad interior en torno al combate de la pobreza en el País.

La ex secretaria de Desarrollo Social y una de las impulsoras de la Ley General de Desarrollo Social en México lamentó que se quiera mostrar a la sociedad metas para combatir la pobreza que ya se habían alcanzado en sexenios anteriores por medio de programas como Oportunidades, que en contraste con la Cruzada si cuenta con reglas de operación y un padrón de beneficiarios construido desde gobiernos panistas.

-Nuevamente vemos una escalada institucional para mostrar a los mexicanos una ensalada de acciones sociales que no cuenta ni con parámetros de medición, ni reglas de operación que permitan conocer metas que ya se han alcanzado desde los programas establecidos en un marco legal y con regulaciones orientadas a la transparencia,-manifestó Zavala Peniche.

La vicecoordinadora de Política Social de la fracción panista en la Cámara de Diputados señaló que no basta que las delegaciones de la Sedesol en todo el País realicen un bufé de programas sociales en los estados para presumir avances contra la pobreza toda vez que solamente 59 por ciento de los proyectos estatales hace público sus padrones, 44 por ciento se evalúa y la mitad tiene informes del gasto ejercido.

-Mientras no se logre crear el sistema nacional de información de programas sociales y padrones de beneficiarios, todas las metas que presuman abatir la pobreza serán meros cascarones de una política hueca para combatir este flagelo,-expresó.

La única novedad que ha planteado el gobierno en la Cruzada es el cambio de enfoque en la aplicación de estos programas, ya que en lugar de dárselos a municipios con más altos porcentajes de pobreza extrema se lo dieron a grandes ciudades, con elecciones en el 2013”, dijo la también diputada panista.

Agregó que en este sentido, se ve con mucha suspicacia la creación 60 mil comités distribuidos en todo el país, lo cual, dijo, puede interpretarse como una estructura de acción política que no cuenta con reglas de operación claras, transparentes y que se prestan al uso electorero de los programas oficiales de desarrollo social.

Zavala Peniche puntualizó que existen 273 programas y acciones federales relacionados con derechos sociales, mientras que a nivel estatal hay dos mil 391, “pero no existe un registro nacional de los beneficiarios y no se tiene un alineamiento claro y estratégico de la política social”.

Por ello, explicó que con la creación de este sistema de información busca construir una herramienta de información y análisis de cobertura nacional que integre la información de los programas y padrones de beneficiarios a cargo de las dependencias de la Administración Pública Federal, y de las entidades federativas y municipios.




Volver arriba