Identidad arquitectónica de Villahermosa se recuperará en 20 años

 

VILLAHERMOSA (Notimex).- La recuperación de la identidad arquitectónica del centro histórico de esta ciudad es un proceso que puede durar de 20 a 25 años, según estimaciones del ayuntamiento de Centro.

El secretario de la comuna, Juan Antonio Ferrer Aguilar, indicó que esa recuperación se inició en 2006 y que en este momento va en una tercera etapa con una inversión de 42 millones de pesos.

Adelantó que a finales de marzo se espera la conclusión del tramo entre la avenida Gregorio Méndez y la calle Carmen Sánchez, en ambas aceras.

‘Estamos ya en la revisión final de las instalaciones hidrosanitarias, que es el drenaje y las conexiones de agua. De ahí vamos a pasar al proceso de banquetas y guarniciones, y después de marzo continuaríamos con el tramo de Carmen Sánchez hasta el Malecón ‘Carlos A. Madrazo’, anotó.

El perímetro que abarca el centro histórico, puntualizó, está delimitado en un circuito entre las avenidas Paseo Tabasco, Adolfo Ruiz Cortines, Francisco Javier Mina y el Malecón ‘Carlos A. Madrazo’.

Añadió que el proyecto, el cual se inició cuando él estaba al frente de la Delegación del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), busca recuperar la identidad que se estaba perdiendo por el exceso de anuncios y cableado en la zona.

‘Había también ya un exceso de modificaciones a la arquitectura tradicional de Villahermosa desde los siglos XVII y XVIII’, abundó.

Expuso que la recuperación es un proceso que provoca la participación social, pues cada propietario de los inmuebles debe estar de acuerdo.

La amplitud de repercusiones abarca a todos los ciudadanos, pues no puede perderse de vista el desarrollo socioeconómico que propicia por la apertura de negocios, como la transformación registrada en las calles Narciso Sáenz, 5 de Mayo e Independencia, apuntó.

‘Vemos nuevos negocios, hay un crecimiento y una recuperación de espacios públicos en el centro de la ciudad, algo que se estaba perdiendo porque se abandona el área habitacional’, siguió.

Sin embargo, indicó que ‘por las noches, cuando cierran los comercios, el área queda despoblada, por lo cual se requiere que ahora la gente regrese a la zona para que vuelva a tener vida.

Una vez hecha la modificación arquitectónica, dijo, a cada propietario le corresponde el mantenimiento, aunque los tres órdenes de gobierno ponen en marcha programas de conservación.

Ferrer Aguilar refirió que la arquitectura que se aprecia en esa zona de Villahermosa es la vernácula o tradicional, de la cual quedan excelentes vestigios.

Se trata, detalló, de construcciones con techo a cuatro aguas, de teja marsellesa, ventanas en proporción a las puertas y enmarcadas y herrería sencilla con nudillos.

Además, continuó, con ventanas de madera cuadriculada y frisos que evocan motivos de la flora tabasqueña, entre otros componentes, como techumbre sostenida por madera en algunos casos.

Agregó que en los negocios con las fachadas ya recuperadas se limitó la tipografía y tamaño de los anuncios, así como la presencia de vendedores ambulantes.

El corazón del centro histórico es la Zona Luz, con calles peatonales adoquinadas, delimitada por las calles 27 de Febrero, 5 de Mayo, Francisco I. Madero e Ignacio Zaragoza, que conjuga comercios, espacios culturales y casas-habitación, refirió.

 




Volver arriba