Golpeadores en regeneración

Propuesta a favor de mujeres que sufren violencia

MÉXICO (Notimex).- La diputada federal Carmen Pérez Camarena, del PAN, propuso modificar la Ley General de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia para crear Centros de Reeducación para Agresores.

La secretaria de la Comisión de Igualdad de Género en San Lázaro consideró insuficiente la aplicación de castigos, ya sea con penas corporales como la cárcel o multas, contra los hombres que agreden a sus esposas, parejas o concubinas, ya que también se requiere que reciban atención especializada para corregir su conducta.

En entrevista, la legisladora indicó que en el país persiste preocupación por el índice de mujeres agredidas que no ha registrado una notable baja y, por el contrario, su incidencia es constante.

Según dijo, ante esa realidad se propone la creación de Centros de Reeducación para Agresores, donde se les ofrezca atención sicológica, se les inculque una actitud de respeto y se comprometan a no repetir los daños causados, sin menoscabo de las sanciones legales a que se hayan hecho acreedores por la comisión de un delito.

También explicó que su iniciativa incluye reformas al artículo 53 de la referida legislación, así como adicionar un capítulo correspondiente a la creación de los centros para agresores.

Carmen Pérez externó que en los casos de agresión hacia las mujeres también se debe considerar el aspecto de la reeducación, la reorientación y el respeto a la dignidad de las mujeres, a su trabajo.

“De ahí la necesidad de crear esos centros para que quienes incurran en esos actos sean reorientados”.

Planteó que asistir a un centro de ese tipo bajo la determinación de la autoridad correspondiente no exime al agresor de las sanciones que merece por haber incurrido en un delito, pues ambas acciones deben orientarse a la reinserción social y a la reparación del daño.

Carmen Lucía Pérez recordó que las mujeres son víctimas de agresiones de diversa índole y modalidad, desde las de tipo psicológico y económicas hasta las físicas, sexuales o laborales. De acuerdo con cifras de 2011 un millón 225 mil mujeres padecen violencia económica. En una encuesta más reciente (Parametría) al menos 48% de las consultadas, mayores de 15 años, reportó haber sido víctima de algún tipo de agresión. De igual manera, una de cada tres pide permiso para ausentarse en el día y una de cada diez pide permiso a sus parejas para usar anticonceptivos. La legisladora mencionó que con la creación de esos centros se garantizaría la seguridad de la víctima, se impediría la extensión del maltrato y se trabajaría con los déficits de los agresores, quienes asumirían la responsabilidad de su conducta violenta. Hizo notar que en los estados de Coahuila, Chihuahua, Jalisco, Oaxaca, Tabasco, Veracruz, Yucatán, Zacatecas y Chiapas ya existen disposiciones legales que regulan la existencia de Centros de Atención y Rehabilitación de Agresores. Sin embargo, dijo, persiste el gran desafío de homologar y armonizar las normas jurídicas para que a nivel nacional se establezcan más centros de ese tipo y con ello se revierta el problema de violencia creciente que día a día viven las mujeres en el país.




Volver arriba