Exito de reforma energética depende de leyes secundarias

Exito de reforma energética depende de leyes secundarias

 

MÉXICO (Notimex).- Para que la reforma energética sea exitosa es indispensable que se definan leyes y regulaciones secundarias que garanticen al Estado mexicano la capacidad para administrar los recursos informó la Office Manager de Energía del Instituto Mexicano para la Competitividad (Imco), Montserrat Ramiro.

Al presentar el estudio ‘El destino está en los detalles: Reforma energética y leyes secundarias’, la directiva abundó que también es necesario atraer operadores competitivos y desarrollar los proyectos de visión de largo plazo.

La investigación señala que para asegurar la gobernabilidad del sector extractivo se requieren instrucciones fuertes y reglas claras que generen un ambiente de certidumbre en el que sea deseable invertir.

Para lo anterior, explicó, es indispensable definir los objetivos, funciones y responsabilidades de todos los actores, así como fortalecer a los organismos reguladores para enfrentar sus nuevas responsabilidades.

Además, añadió, se debe pasar de un monopolio estatal a un sector competido con múltiples actores.

Ramiro precisó que es necesario legislar y regular para el largo plazo, al considerar que la legislación debe cubrir todas las etapas, desde la asignación de licencias hasta la rehabilitación del medio ambiente.

Además se debe mantener flexibilidad para enfrentar los cambios tecnológicos y las variaciones del mercado.

También se debe elegir un régimen fiscal adecuado, lo cual es un componente crucial del nuevo sistema legal para el sector energético ya que traduce la propiedad de los recursos del Estado en activos financieros propiedad de la ciudadanía.

Abundó que se deben establecer reglas claras, criterios objetivos y mecanismos de trasparencia para asignar los contratos a los inversionistas privados.

A su vez, el estudio señaló la necesidad de garantizar la seguridad industrial y la protección del medio ambiente como la mejor forma de garantizar que los recursos beneficien a la sociedad en el largo plazo.

Otro aspecto señalado en dicha investigación refiere que la transparencia y la rendición de cuentas son los pilares del nuevo sistema.

Para lo anterior, es necesario que los organismos reguladores, las empresas estatales y las privadas publiquen la información relevante de forma oportuna, clara y en formatos útiles para los tomadores de decisiones y la ciudadanía.

El gobierno mexicano tiene la responsabilidad de garantizar que los recursos del subsuelo sean utilizados de forma que beneficie a la sociedad, subrayó la investigadora del IMCO.

Para lo anterior el nuevo régimen legal debe cubrir todas las etapas de los proyectos, desde la asignación de licencias y los términos fiscales, hasta la rehabilitación del medio ambiente, aunque también debe ser flexible para enfrentar cambios tecnológicos y responder a variaciones del mercado.

Agregó que el principal reto para la reforma pendiente es transformar un monopolio estatal ineficiente en una industria donde la competencia entre múltiples actores favorezca la eficiencia.

 




Volver arriba