DF vivió debates y procesos por estatuas

 

Por Arturo Moreno Rábago

MÉXICO (Notimex).- La polémica y los procesos administrativos a partir de la colocación de una estatua del ex presidente de Azerbaiyán, Heydar Aliyev; y las obras de restauración a la figura ecuestre de Carlos IV, ‘El Caballito’, ocuparon parte de la agenda informativa de 2013 en la capital del país.

Fue el jefe del gobierno capitalino, Miguel Angel Mancera, quien tomó la decisión final para reinstalar la estatua del ex mandatario de Azerbaiyán colocada durante la pasada administración.

La efigie del ex presidente, sentado y con el mapa del mencionado país a sus espaldas, fue colocada en octubre de 2012 en Paseo de la Reforma y de inmediato diversos grupos sociales manifestaron inconformidad.

Cuauhtémoc Cárdenas Solórzano, designado como coordinador de Asuntos Internacionales en la actual administración del gobierno del Distrito Federal, apuntó que esa estatua ‘no honra’ a la ciudad de México.

A partir de entonces autoridades del Gobierno del Distrito Federal y de la embajada de Azerbaiyán en México sostuvieron reuniones para reubicar la estatua, que a la fecha permanece a resguardo de la administración capitalina en espera de ser instalada en su destino final.

Pero también la intervención a la figura ecuestre de Carlos IV, denominada ‘El Caballito’, en septiembre pasado causó polémica por los daños causados por la empresa ‘Marina, Restauración de Monumentos’.

Debido a las averías a la estatua, ubicada en la Plaza Tolsá, el gobierno local interpuso una denuncia de hechos ante la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal (PGJDF).

De igual manera, el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) formalizó un recurso legal por los mismos hechos, aunque ante la instancia federal de la Procuraduría General de la República (PGR).

Finalmente, se inició un proceso administrativo por esos hechos en la Contraloría General del Distrito Federal, que culminó con sanciones a cuatro funcionarios públicos, así como al responsable de la empresa.

 




Volver arriba