Controversia frena legislación energética en México

Jorge Luis Preciado

Jorge Luis Preciado

MÉXICO (EFE).- El conservador Partido Acción Nacional (PAN) de México condicionó hoy su participación en el debate de las leyes secundarias en materia energética a que el gobernante Partido Revolucionario Institucional (PRI) desista de modificar una disposición electoral.

De no aceptarse su demanda, el debate energético podría prolongarse hasta noviembre, aseguró el coordinador del PAN en el Senado, Jorge Luis Preciado, en un encuentro con la prensa extranjera.

La legislación secundaria de la reforma energética promulgada en diciembre pasado ya fue aprobada en lo general en comisiones del Senado y se espera continuar los próximos días la discusión en lo particular de iniciativas relativas a las leyes de Hidrocarburos, de Inversión Extranjera y de Asociaciones Público Privadas.

Preciado explicó que su partido se retiró ayer de la discusión energética con el fin de que el PRI desista de hacer una “contrarreforma” a la Ley de Partidos Políticos con el objetivo, según el legislador del PAN, de “dar vida artificial” al “negocio” de los partidos pequeños a través de las coaliciones.

La propuesta del PRI será discutida esta misma semana durante un periodo extraordinario acordado hoy por el Congreso mexicano a fin de concluir con una reforma pendiente en materia político electoral.

Otra de las exigencias del PAN, añadió Preciado, es que la reforma política, aprobada en abril pasado por el Legislativo federal, sea aprobada en los Congresos estatales.

“El PRI tiene que saber que estamos en la mejor disposición de resolver el tema energético”, dijo el legislador, pero advirtió que el partido gobernante debe también entender las preocupaciones del PAN en materia electoral.

Asimismo, insistió en las condiciones “irreductibles” del PAN en cuanto a la legislación energética, relativas al método para el nombramiento de altos funcionarios del sector y medidas de combate a la corrupción.

La semana pasada el izquierdista Partido de la Revolución Democrática (PRD) había objetado el plan de trabajo aprobado para el debate energético, que limitó el tiempo para la presentación de reservas, y se retiró de la mesa de discusión. Pero este miércoles anunció su regreso.

Sin embargo, el retiro temporal del PRD, y ahora el del PAN, provocó ayer una pausa en el proceso de dictaminación de iniciativas en materia energética.

Por su parte, el presidente de la Comisión de Energía del Senado, David Penchyna (PRI), minimizó hoy el retiro del PAN y aseguró que la pausa en el proceso de dictaminación es para que “se serenen las aguas”.

En conferencia de prensa, Penchyna agradeció que el PRD haya regresado al debate y manifestó su disposición para que se reabran los dictámenes ya discutidos para incluir las aportaciones de otros partidos.

De igual manera confió en que el PAN regrese a la discusión y que la legislación secundaria de la reforma energética quede aprobada por el pleno del Senado en la primera quincena de julio. EFE




Volver arriba