Contrastes en congresos

Pronta aprobación en algunos temasy dilación en otros

Un manifestación que realizó el PRD contra la reforma energética

MÉXICO.- Las reformas constitucionales propuestas por el presidente Enrique Peña Nieto y el Pacto por México, desde hace poco más de un año, caminan a velocidades distintas en los congresos de los 31 estados.

De acuerdo con una información de CNNMéxico, en menos de 72 horas las legislaturas de 16 estados (mínimo requerido) avalaron en diciembre pasado las reformas constitucionales en materia energética, visto bueno necesario para su promulgación por parte del Ejecutivo.

“Un tiempo récord en la historia de las reformas constitucionales”, dijo en entrevista Francisco Burgoa, consultor en temas constitucionales y parlamentarios.

Otras modificaciones, sin embargo, no han sido aprobadas de forma expedita. En el caso de la reforma política, ya cumplió un mes sin sumar la aprobación por la mayoría de los congresos estatales. La de transparencia lleva casi dos meses en análisis previo a su promulgación.

Burgoa cuestionó si las legislaturas locales discuten o simplemente ratifican lo que proviene del propio Congreso de la Unión.

La aprobación de la reforma energética en los estados, indica, avanzó con rapidez porque en al menos 21 congresos locales el PRI tiene mayoría y en unos 26, cuenta con el apoyo del Partido Verde Ecologista de México (PVEM) y del PAN.

En el caso de las reformas pendientes de alcanzar mayoría en las entidades, advierte, involucran “intereses” de los partidos políticos o modificaciones en las que faltan consensos.

“En las reformas a la ley de transparencia, hay varios temas que no convencen a los partidos políticos, como que sean sujetos de fiscalización, ese es un tema que a la clase política no le ha gustado y son temas que les han costado mucho trabajo”.

El 13 de diciembre pasado, la reforma político-electoral quedó aprobada por ambas Cámaras del Congreso y remitida a los congresos estatales para su revisión.

En ella se estableció la creación del nuevo Instituto Nacional Electoral que sustituye al Instituto Federal Electoral, la reelección de legisladores y alcaldes, la figura de gobiernos de colación y la autonomía de la PGR y del Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social, entre otros.

Desde entonces hasta el pasado día 10, sólo 9 de los 31 congresos habían ratificado estas reformas, según la página web del Senado.



Volver arriba