Caso Oceanografía, de los riesgos de economías emergentes

MÉXICO (Notimex).— El caso Oceanografía es desafortunado, pero forma parte de los riesgos inherentes de las economías emergentes, argumentó el ex subsecretario de Hacienda, Gerardo Rodríguez Regordosa.

El ahora estratega de Mercados Emergentes de BlackRock México, la administradora de activos a nivel global, reconoció que estas situaciones no gustan a los inversionistas, pero no significa que todo esté mal en una economía.

Este tipo de casos “desafortunadamente suceden de vez en cuando, no quiere decir con eso que todo esté mal en la economía; creo que hay que ponerlo en el contexto, se vienen haciendo las cosas bien, esto claramente es un mal ejemplo, son de las cosas que como inversionista no gusta ver”, comentó.

Sin embargo, también se entiende “como parte de un contexto de un esquema de riesgos en economías emergentes, que son parte de su naturaleza”, dijo en entrevista tras participar en la Novena Cumbre Financiera Mexicana de LatinFinance.

Para el ex funcionario federal, México es un mercado emergente bien consolidado y de los más sofisticados que hay, y destaca del resto de las economías en desarrollo por su proceso de reformas estructurales.

No obstante, argumentó que en general los mercados emergentes, por la etapa del desarrollo institucional en la que se encuentran, siempre están sujetos a situaciones como las que se viven en Ucrania, con instituciones políticas débiles, así como en Tailandia, Venezuela y Argentina.

En su opinión, el caso Oceanografía “lo que está haciendo es evideciando y procesando una situación que estaba mal y eso es algo bueno, las instituciones para eso sirven, para hacer esos señalamiento y procesarlos”.

Destacó que hay muchos más casos exitosos por cada uno de estos problemáticos, “y me parece que hay que entenderlo en esta dinámica de riesgos inherentes en economías emergentes”.

Rodríguez Regordosa destacó en este caso la acción decidida por parte del gobierno federal, lo que también se puede tomar como una señal de lo que viene en un entorno de apertura sin precedente en la industria energética.

El pasado 28 de febrero, Banamex anunció un impacto negativo en sus finanzas de unos tres mil 177 millones de pesos a raíz de su exposición a Oceanografía, un proveedor de servicios petroleros acusado de fraude y de lavado de dinero.

 




Volver arriba