Avalan cambios pese a varias objeciones

Avalan cambios pese a varias objeciones

Afirma el PRI que no habrá despidos en Pemex y CFE

Los senadores Javier Lozano y Raúl Cervantes dialogan en la sesión extraordinaria del Senado, donde se realiza el debate energético

MÉXICO (EFE y El Universal).- El Senado aprobó ayer en la madrugada en lo general la nueva Ley de Hidrocarburos y los primeros cambios a otras leyes secundarias de la reforma en materia energética, pese a las impugnaciones de los legisladores de izquierda.

El primero de los cuatro dictámenes en discusión, que fue avalado con 91 votos a favor y 28 en contra, expide la Ley de Hidrocarburos y modifica diversos artículos de las leyes de Inversión Extranjera, Minera y la de Asociaciones Público Privadas, señaló el Senado en un comunicado.

Tras un receso decretado por el presidente del Senado, Raúl Cervantes, la sesión plenaria se reanudó ayer por la mañana para continuar la discusión en lo particular de ese mismo dictamen, para revisar las 788 reservas anunciadas por la oposición.

La mayoría de las reservas (impugnaciones) fueron anunciadas por legisladores del Partido de la Revolución Democrática (PRD), quienes advirtieron que discutirán artículo por artículo.

Una vez que se agote la discusión, el Senado analizará el segundo dictamen, que contempla cambios a las leyes de la Industria Eléctrica, de Energía Geotérmica y de Aguas Nacionales.El tercer proyecto es para expedir la Ley de Petróleos Mexicanos y de la Comisión Federal de Electricidad, entre otras, y el último incluye las leyes de los Órganos Reguladores en Materia Energética, de la Administración Pública Federal y de la Agencia Nacional de Seguridad Industrial.Una vez aprobados esos cuatro dictámenes pasarán a la Cámara de Diputados, mientras que otros dos relativos al paquete fiscal en materia energética siguen un camino inverso desde la Cámara baja hasta el Senado.La reforma energética es considerada la más ambiciosa en la estrategia de reformas constitucionales del presidente Enrique Peña Nieto, debido a que abre el sector petrolero a la inversión privada por primera vez en siete décadas.

No habrá despidos

Según informó el periódico “Excélsior”, a pesar de las voces de la Oposición, el PRI aclaró: “No se va a despedir a nadie en el nuevo Pemex y en la nueva Comisión Federal de Electricidad (CFE)”.

Al contrario, los trabajadores petroleros y los del sector eléctrico se verán robustecidos como gremios e incluso, para aquellos trabajadores que sean empleados de otras empresas que lleguen a México en ambos sectores, también recibirán importantes beneficios salariales y de prestaciones”, garantizó el coordinador de los priistas en el Senado, el yucateco Emilio Gamboa.

De ninguna manera se va a correr a ningún empleado petrolero ni ningún empleado del sector eléctrico. Se van a fortalecer a estas empresas. Van a competir con empresas nacionales y extranjeras que van a invertir en hidrocarburos”, anotó el también senador yucateco y recalcó, por cierto, que en el caso del líder petrolero, Carlos Romero Deschamps, también senador del PRI, no ha sido presionado por nadie para votar a favor de todas estas reformas.En conferencia, Gamboa Patrón explicó que Romero Deschamps no pudo votar anoche a favor de la Ley de Hidrocarburos en lo general, porque en ese momento estaba cerrando el contrato colectivo, que el gremio que encabeza, suscribió con Pemex, “pero hoy en lo particular, una vez pasado ese asunto, sin duda el senador Romero va a estar en las discusiones respectivas y votará como el resto de los priistas a favor de estas reformas secundarias”, ratificó.Al preguntarle entorno a las reservas del PRI en este periodo extraordinario de sesiones, Emilio Gamboa detalló que su bancada llevará a tribuna contratos para asignaciones mineras, atribuciones de la SHCP para contratos, atribuciones de la Comisión Nacional de Hidrocarburos, zonas de salvaguarda petrolera y “obligaciones de asignatarios contratistas”.En paralelo, el coordinador panista Jorge Luis Preciado afirmó que su bancada ya no quiere que haya “tácticas dilatorias” de los senadores de izquierda y pidió a la Mesa Directiva de la Cámara Alta, que en este día en que se están debatiendo todas las reservas de la Ley de Hidrocarburos, se agilice el procedimiento para concluir en tiempo y forma con la aprobación de estas reformas secundarias energéticas.Por otra parte, el PRD en el Senado desplegó en sus oficinas una manta en contra de la reforma energética que alude al Partido Revolucionario Institucional (PRI), emulando al microrrelato “El dinosaurio”, de Augusto Monterroso.

El texto de la manta es: “Y cuando México despertó…”, junto a la imagen de un dinosaurio con un saco que dice Pemex y CFE.

Ayer, el Senado de comenzó con el desahogo de más de 400 reservas, del primer dictamen que expide la Ley de Hidrocarburos, de las leyes secundarias de la reforma energética.Al hacer uso de la tribuna la senadora del PRD Iris Vianey Mendoza, quien presentó una reserva al artículo 1 de la ley, se quejó ante la presidenta de la mesa directiva que no había quórum lo que consideró una falta compromiso, por parte de los legisladores de los partidos PRI y Acción Nacional (PAN).




Volver arriba