Aprueban reformas para evitar construcciones en zonas de riesgo

Mauricio Sahuí en San Lázaro.- Imagen de cortesía

Mauricio Sahuí en San Lázaro.- Imagen de cortesía

México, Distrito Federal, 1 de Abril de 2014.- Para prevenir y evitar la construcción de infraestructura, equipamiento urbano y viviendas, en zonas sujetas a riesgos geológicos e hidrometeorológicos, se aprobaron reformas a la Ley General de Asentamientos Humanos.

 

El coordinador de los diputados federales del PRI por Yucatán, Mauricio Sahuí Rivero, explicó que con estas modificaciones se especifican las normas que deberán seguir la federación, los estados y municipios en la construcción de infraestructura a fin de prevenir afectación a la población y sus bienes.

 

De acuerdo con el dictamen, las zonas que se determinen como de alto riesgo en los planes o programas de desarrollo urbano sólo podrán tener un uso, destino o aprovechamiento compatible y conforme a los estudios de riesgo correspondientes.

 

“En caso de que hubiese algún riesgo, no se permitirá por ningún motivo alojar o construir infraestructura o equipamientos estratégicos, o vivienda” abundó.

 

El legislador yucateco dijo que las normas serán obligatorias para todas las personas, físicas y morales, públicas o privadas y señala las especificaciones a que estarán sujetos los procesos de ocupación del territorio, tales como aprovechamientos urbanos, edificación de obras de infraestructura.

 

El secretario de la Comisión de Infraestructura detalló que en ningún caso podrán asignarse usos o aprovechamientos urbanos o asentamientos humanos en zonas de alto riesgo, en las cuales estará estrictamente prohibido realizar cualquier obra o edificación de carácter permanente

 

Al abundar, dijo que corresponderá a las entidades federativas, en el ámbito de sus jurisdicciones, apoyar a las autoridades municipales que lo soliciten, en la prevención de riesgos en los asentamientos humanos, mediante la actualización o desarrollo de sus reglamentos de construcción.

 

“Tratándose de proyectos u obras que se encuentren ubicados en zonas de alto riesgo, conforme a los planes o programas de desarrollo urbano aplicables, las autoridades antes de otorgar licencias relativas a usos del suelo deberán solicitar un análisis de riesgos que identifique las medidas de mitigación aplicables” apuntó.

 

En el caso de México, se calcula que cerca de 22 millones de personas están expuestas a ciclones tropicales, lluvias extremas, inundaciones pluviales, fluviales y costeras; tormentas de nieve, granizo, polvo y descargas eléctricas; heladas; sequías; ondas cálidas y gélidas.

 

Sahuí Rivero informó que existen 74 centros de población expuestos a riegos por los fenómenos hidrometeorológicos y a eso se suma que las ciudades están creciendo con graves problemas de desorden, carencias y deterioro.

COMUNICADO DE PRENSA




Volver arriba