Aprueban desafuero para una regidora

Aprueban desafuero para una regidora

Sería detenidapor arrojar ácido a dos mujeres

PACHUCA (El Universal).- Por unanimidad, diputados del Congreso del estado de Hidalgo votaron a favor del desafuero de la regidora del Partido de la Revolución Democrática (PRD) Lucina Hernández Aniceto, quien está acusada penalmente de lesionas dolosas calificadas contra dos personas a quienes en marzo pasado habría arrojado ácido clorhídrico.

De acuerdo con la averiguación, la regidora acudió a un restaurante donde se encontraban dos mujeres, con quienes tenía problemas personales, y de manera intempestiva arrojó el ácido contra Damelia Guerrero y Griselda Mendoza lo que ocasionó diversas lesiones en las víctimas.

Tras la agresión se inició una averiguación previa y el procurador Alejandro Straffon Ortiz presentó al Congreso local la solicitud de desafuero para llevar al cabo el proceso penal.

De acuerdo con el presidente de la Comisión Instructora, Alejandro Guerrero, el proceso de desafuero marca 70 días, sin embargo en este caso se ocuparon únicamente 57 días en donde se llevó acabo cada una de las etapas que se marcan entre ellas la de instrucción, alegatos, así como presentación de pruebas y la integración de las conclusiones para que este día los 30 legisladores se erigieron en jurado de procedencia.

En una sesión donde estuvo el procurador Straffon Ortiz y la regidora, ésta argumentó que el día señalado sí sucedieron los hechos, sin embargo negó que se tratara de ácido clorhídrico lo que arrojó a las mujeres.

Lucina Hernández ha señalado en diversas ocasiones que en un jaloneo con las mujeres afectadas se le destapó una botella de cloro.

Sin embargo, el procurador afirmó que existen pruebas periciales que confirman el uso de ese químico.

Tras considerar culpable a la regidora se procedió de manera inmediata a retirarle el fuero y el procurador aseveró que será girada la orden de aprehensión por el delito de lesiones dolosas calificadas, por las cuales podría alcanzar cinco años de prisión, pero al no ser un delito grave podría salir bajo fianza.

Con este caso son dos los desafueros que aprueban los diputados hidalguenses. El primero de ellos fue en abril en contra del alcalde de Tepehuacan, Hilario Mendoza Benito, acusado de violencia familiar en contra de su esposa Virginia Ortiz, a quien de una golpiza le rompió la mandíbula. El ahora ex alcalde aún se encuentra libre, ya que de acuerdo con el procurador el caso se ha alargado por las posibilidades de defensa que tiene el ex funcionario.




Volver arriba