Acuerdo abre posible regreso a EE.UU. de deportados a México

Acuerdo abre posible regreso a EE.UU. de deportados a México

LOS ÁNGELES, California (Notimex).- La Unión Estadounidense de Libertades Civiles (ACLU, por sus siglas en inglés) alcanzó el miércoles un acuerdo con autoridades federales de Estados Unidos para un posible regreso de deportados que fueron engañados o intimidados por agentes de migración.

El acuerdo fue alcanzado en San Diego, tras una demanda de la ACLU para que los agentes de migración modifiquen sus procedimientos y eviten violentar los derechos civiles de los detenidos.

Estos procedimientos cancelarán a partir de ahora tácticas engañosas que acostumbraban usar los agentes de migración, con las que forzaban a los detenidos a firmar su deportación voluntaria, aunque tuvieran derecho a una audiencia con un juez de migración.

El acuerdo dado a conocer este miércoles fue alcanzado por la ACLU, organización no lucrativa de carácter nacional defensora de derechos civiles, y funcionarios del Departamento de Seguridad Interna (DHS).

La demanda federal colectiva fue presentada por la ACLU en Los Angeles, a nombre de nueve ciudadanos mexicanos y tres organizaciones, en junio de 2013.

La organización aseguró que funcionarios de Aduanas, Protección de Fronteras e Inmigración, y Control de Aduanas usaron la intimidación, las amenazas y la desinformación para manipular a los inmigrantes indocumentados y que aceptaran la deportación voluntaria.

Muchos deportados eran residentes de California desde hace mucho tiempo, no tenían antecedentes penales graves y no sabían que podían impugnar su deportación en el tribunal.

La organización acusó a los funcionarios de intimidar a inmigrantes mexicanos de que podría encarar meses en cárcel mientras sus casos eran procesados, y que podrían resolver la situación si optaban por irse a México.

“Este es un acuerdo histórico que pondrá fin a una práctica que separa a las familias”, dijo Norma Chávez Peterson, directora de la ACLU de San Diego e Imperial, mientras que los funcionarios del DHS negaron haber cometido algo indebido.

En virtud del acuerdo, a partir de ahora, los agentes no podrán utilizar amenazas o presión, informarán a las personas de su derecho a audiencia y darán acceso a una lista de proveedores de servicios legales gratuitos.

Asimismo, el acuerdo obliga a Estados Unidos a informar, a través de los medios de comunicación mexicanos, a los deportados de su oportunidad de regresar si formaron parte de la demanda.




Volver arriba