Plan antisecuestros

Cero tolerancia a funcionarios que plagien, ofrecen

De izquierda a derecha, Jesús Murillo Karam, procurador general de la República; Miguel Ángel Osorio Chong, secretario de Gobernación, y Rafael Moreno Valle, gobernador de Puebla,  en la presentación de la Estrategia Nacional contra el Secuestro, que quedó a cargo de Renato Sales

MÉXICO (EFE).- El gobierno federal lanzó ayer la Estrategia Nacional contra el Secuestro, con la que pretende abatir “el delito que más lastima a las familias, y con ello a la sociedad”, declaró el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong.

El acuerdo implica la creación de la Coordinación Nacional Antisecuestros, a cargo de la cual estará el hasta ayer segundo al mando de la PGR, Renato Sales Heredia.

“El día de hoy ponemos en marcha una estrategia contundente, transparente y con metas compartidas para enfocar y alinear todos los esfuerzos del Estado contra el secuestro”, dijo Osorio Chong en el acto.

Osorio dijo que el gobierno federal aspira a “incrementar las capacidades para prevenir el delito, capturar a los responsables y combatir a las bandas criminales” que se dedican al secuestro.

Anticipó que habrá tolerancia cero para cualquier funcionario público o policía que secuestre, más esfuerzos para compartir información, un protocolo nacional de actuación frente al delito y zonas específicas para recluir a secuestradores en cárceles de alta seguridad.

En el acto, el secretario ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, Monte Alejando Rubido, reconoció que el secuestro es “un delito que ha manifestado tendencia al alza en los últimos meses” en México.

Datos del organismo indican que el pasado año fueron denunciados 1,695 secuestros en el país, una cifra un 20% superior a la de 2012.

Sin embargo a la cifra hay que sumar todos los casos que no llegan a ser contabilizados por no haber denuncias en torno a ellos, que podrían llegar a representar nueve de cada diez que ocurren.

Osorio Chong reconoció que en el pasado ha habido esfuerzos para combatir el secuestro pero calificó sus resultados de “insuficientes”.Por ello dijo que en este momento ante los mexicanos “un solo resultado aceptable: la disminución sistemática y sostenida de la incidencia del secuestro”.También intervinieron representantes de la sociedad civil, entre ellos el empresario Alejandro Martí, quien perdió a un hijo en manos de secuestradores hace algunos años y que lanzó un duro mensaje a los funcionarios.

“El que por omisión o por incapacidad no pueda cumplir con su trabajo, que la fuerza del Estado y la fuerza de la ciudadanía los exhiban de tal forma que renuncien porque ya no tenemos tiempo de un fracaso más”, indicó.




Volver arriba