Se queda su obra

Ensalza Peña Nieto a Gabriel García Márquez

La viuda de García Márquez, Mercedes Barcha, y sus hijos Gonzalo y Rodrigo, hacen una guardia de honor junto a las cenizas del escritor

MÉXICO (Notimex).- El presidente Enrique Peña Nieto rindió ayer un homenaje al desaparecido Premio Nobel de Literatura Gabriel García Márquez quien, dijo, llevó la imaginación por caminos inesperados, en un recorrido en el que “nos invitó a viajar con él”.

“El fallecimiento de Gabriel García Márquez es una gran pérdida, no sólo para la literatura, sino para toda la humanidad”, expresó el mandatario frente a la urna con las cenizas del desaparecido escritor colombiano.

“Ha partido un hombre grande, pero se queda entre nosotros la obra de Gabriel García Márquez, a quien los mexicanos vimos crecer con admiración, lo quisimos y habremos de querer siempre. Le rendimos homenaje y lo despedimos con la alegría de su vida y su quehacer”, dijo.

En el homenaje luctuoso en el Palacio de Bellas Artes, el mandatario destacó a quien llamó “el más grande novelista de América Latina de todos los tiempos, alguna vez equiparado con Miguel de Cervantes”.

El titular del Ejecutivo federal acudió acompañado por su homólogo de Colombia, Juan Manuel Santos, quien arribó ayer por la tarde a territorio nacional para estar presente en el homenaje luctuoso.

Enrique Peña Nieto indicó que varias generaciones han soñado y se han deleitado con las historias y relatos del Premio Nobel de Literatura, que llevó al realismo mágico a su máxima expresión; “con ello Gabo colocó a la literatura latinoamericana a la altura de las letras mundiales”.

El presidente mexicano recordó que “Gabo” tuvo a México como su segundo hogar: arribó a nuestro país en 1961 y su primer acercamiento con las letras nacionales fue con “Pedro Páramo”, pieza de Juan Rulfo que memorizó el mismo día que la leyó.




Volver arriba