Ofrece Calderón apoyo a damnificados en Oaxaca por huracán

Por Héctor Álvarez Fernández.

 

 

SANTA MARÍA COLOTEPEC, Oaxaca (Notimex).- El presidente Felipe Calderón Hinojosa recorrió la zona afectada por el huracán Carlotta en Oaxaca y ofreció a la población damnificada el apoyo del gobierno federal.

 

El mandatario también lamentó el fallecimiento de dos jóvenes como consecuencia de un derrumbe en su vivienda y mencionó que las pérdidas causadas por ese fenómeno natural fueron principalmente materiales.

 

El Ejecutivo federal dialogó con los habitantes de Los Naranjos durante una visita a casas de las que se desprendieron techos de lámina, o que resultaron dañadas por la caída y el desprendimiento de árboles cercanos.

 

Entre quienes expresaron sus pérdidas estaba Victorina Osorio López, madre de familia que narró que el viernes por la noche el huracán “se llevó” las láminas del techo y dejó una inundación que les hizo perder lo que era el inicio de la cosecha de maíz, cacahuate y ajonjolí.

 

“Vamos a ver cómo le echamos la mano”, respondió el gobernante, quien también constató el daño que el fenómeno dejó en el mobiliario,  principalmente en los colchones, y planteó la posibilidad de reemplazarlos.

 

El presidente continuó su visita en compañía de los secretarios dela Defensa Nacional, Guillermo Galván; de Marina, Mariano Francisco Saynez, y de Desarrollo Social, Heriberto Félix; así como por la coordinadora general de Protección Civil, Laura Gurza.

 

Un hombre identificado como Wenceslao le comentó que se dedica a la siembra de maíz, papaya, cacahuate y ajonjolí, entre otros alimentos, y aseguró haber perdido todo.

 

El damnificado aseguró las aseguradoras no hacen válidos los seguros ante esa eventualidad, aunque nunca reveló la compañía a la que se refería pese a que se el mandatario le preguntó varias veces; Calderón Hinojosa ordenó que le consigan el dato de quién no les hizo valer el seguro, “para ver nosotros cómo podemos ayudarle”.

 

El político michoacano visitó también la escuela del lugar, donde explicó a los menores de edad el proceso de formación de corrientes de aire caliente y los efectos naturales que producen.

 

Luego visitó la capilla San Felipe de Jesús, donde recibió la petición de reponer el techo y arreglar los daños que dejó el meteoro. El mandatario hizo ver que le “restringen mucho” la asignación de apoyos por tratarse de un inmueble religioso, aunque en esta ocasión “es de un tocayo ¿no?”, bromeó al ver el nombre del templo.

 

Enseguida y en el mismo tono el Presidente dela Repúblicaescuchó de un residente de la región: “Por esa razón, no puede ser que a su tocayo lo deje”.

Etiquetas: