En grupo dicen "sí quiero"

En grupo dicen “sí quiero”

Hay diversidad de género en un acto en la metrópoli

1 / 4


A la izquierda, parejas que contrajeron matrimonio en el D.F. sellan con un beso su compromiso. Abajo, los contrayentes posan en grupo en la Asamblea Legislativa del Distrito Federal
A la izquierda, un matrimonio luego de la ceremonia realizada en la Asamblea Legislativa del D.F. Arriba, dos contrayentes reciben felicitaciones de las autoridades capitalinas


MÉXICO (El Universal).- La Asamblea Legislativa del Distrito Federal fue por primera vez sede de una boda colectiva, donde 215 parejas de diversas preferencias sexuales contrajeron matrimonio.

El evento fue promovido por la diputada perredista local Dioné Anguiano y tuvo como objetivo promover la igualdad de género y de derechos, así como demostrar que el Distrito Federal es una de las ciudades más respetuosas en cuanto a diversidad y preferencias sexuales.

“Estas bodas colectivas con diversidad de género son muestra de que el D.F. es una ciudad progresista, que va hacia delante, y aunque se ha avanzado mucho en esta materia aún existe discriminación hacia la comunidad lésbico-gay, de ahí la importancia de que por primera vez, la Asamblea Legislativa realice esta ceremonia”, indicó la diputada.

Reforma

Señaló también que es importante hacer una reforma al Código Civil para que las personas que contraigan matrimonio reciban pláticas previas acerca de la violencia, en busca de prevenir este tipo de acciones.

“La violencia está acabando con nosotros, por eso debemos evitar que se genere desde el interior de las familias, vamos a trabajar para presentar en el próximo período ordinario de sesiones la citada reforma”, añadió.

En la ceremonia estuvieron presentes el presidente del PRD en el Distrito Federal, Raúl Flores; el director general del Registro Civil, Héctor Maldonado; José Ramón Amieva, Consejero Jurídico del gobierno del Distrito Federal; Juan José García Ochoa, subsecretario de Gobierno; además de representantes de organizaciones del movimiento de la diversidad sexual y familiares de las parejas que se casaron.

Al final de la ceremonia, las parejas recibieron sus respectivas actas de matrimonio, y se rifaron cinco viajes a Acapulco como parte de su luna de miel.




Volver arriba