El fuego consume a “Judas”

La costumbre va perdiendo vigencia en algunos estados

1 / 3


Un "Judas" con forma de diablo que estaba en venta ayer en una calle de la ciudad de México. algunas colonias y barrios realizaron la quema de las figuras ayer
Arriba, la quema de los "Judas" en Toluca, Estado de México, espectáculo que atrajo a cientos de personas. A la derecha, más figuras en venta en el Distrito Federal


MÉXICO.- La quema de los “Judas” el Sábado Santo es una tradición que va perdiendo vigencia en la ciudad de México y algunos estados, según afirman algunas personas que se dedican a su elaboración.

Los “Judas” son figuras hechas con varillas de madera, papel y cartón, que implican varios días de trabajo.

La quema es un espectáculo de luces y colores con el que católicos buscan exorcizar a los demonios y los pecados del alma.

De acuerdo con el portal criteriohidalgo.com, la quema del “Judas” surgió en México hace cientos de años, en la época de la Colonia, para evangelizar a los indígenas.

Representaba el triunfo del bien sobre el mal, por eso la figura comúnmente era un diablo, aunque desde hace algunos años se optó por muñecos de políticos, artistas o personajes populares.

En el D.F. son cada vez menos los lugares donde se fabrican las figuras y se hace la llamada quema, como en las delegaciones Venustiano Carranza, Xochimilco, Milpa Alta o Cuajimalpa.

Otro lugar donde se realizó ayer la quema de la figura fue Toluca, Estado de México.

Ante cientos de personas que acudieron a la Plaza de los Mártires, ayer fueron quemados los “Judas”. El evento transcurrió sin que se registraran incidentes.

Bajo la convocatoria del museo Nishizawa, artesanos de la pirotecnia de los municipios de Tultepec, Almoloya de Juárez, Ocoyoacac, Toluca, Capulhuac, Metepec, Mexicaltzingo, Villa Nicolás Romero, Tenango del Valle y Calimaya elaboraron cerca de 60 “Judas”, algunos de cuatro metros de altura.

En la zona centro de Toluca se implementó un operativo de resguardo y cierre a la circulación.

En Monterrey, Nuevo León, Vecinos de la colonia Obrerista llamaron a sus “Judas” Margarita Arellanes, alcaldesa panista, y Luis Miguel Salvador, el presidente del Club Rayados.

En el caso de la elección de la panista se indicó que fue porque el pueblo está inconforme con ella y porque no ha cumplido sus promesas.

Respecto, a Luis Miguel Salvador, él ardió porque los seguidores del Monterrey están inconformes ante los malos resultados que ha tenido el equipo.




Volver arriba