Aburto, pintor y afín a la lectura

Aburto, pintor y afín a la lectura

El asesino de Colosio padecede varios males

MÉXICO.- Pintando, leyendo y ensimismado es como Mario Aburto Martínez pasa sus días en la prisión federal de mediana seguridad en Huimanguillo, Tabasco, cárcel en la que el asesino de Luis Donaldo Colosio se encuentra desde 2012.

De acuerdo con un expediente citado por el periodista Carlos Marín en un programa de TV, que reproduce el portal “ADN Político” Aburto Martínez, quien fue detenido inmediatamente después de disparar contra el entonces candidato a la Presidencia de la República la tarde del 23 de marzo de 1994, es descrito como una persona religiosa y afín a la lectura, quien visita varias veces la biblioteca y asiste a misa los domingos por la tarde.

Aburto estuvo preso en el penal de Almoloya, actualmente el Altiplano, en el Estado de México y en Puente Grande, Jalisco, prisiones en las que concluyó la primaria, la secundaria y la preparatoria. Actualmente participa frecuentemente en talleres que se imparten dentro de la cárcel de Huimanguillo.

Nadie lo visita

Según el documento, Mario Aburto, quien también es aficionado a la pintura, dejó estipulado en su expediente su aceptación para recibir correspondencia y visitas de familiares; sin embargo, no ha recibido depósito monetario alguno y nadie de su familia lo ha visitado.

A pesar de ser reportado como un hombre “clínicamente estable”, el asesino de Colosio sufre de dolores en la espalda, tiene problemas de la vista y padece de gastritis y faringitis, entre otros males.

Aburto Martínez tiene derecho a hacer una llamada a quien desee cada quince días, pero en los últimos 20 meses solamente ha hablado ocho veces con su madre y en dos ocasiones con su papá.

Política | Crimen

Mario Aburto Martínez es el asesino solitario de Luis Donaldo Colosio.

Asesinato

Anteayer se cumplieron 20 años del homicidio del entonces candidato presidencial en Lomas Taurinas, en Tijuana, Baja California. El entonces aspirante por parte del PRI continúa siendo un personaje recordado por la clase política y el pueblo mexicano.




Volver arriba