“No es enemigo de nadie”

Solidaridad ante el secuestro deun periodista

Comunicadores del estado de Veracruz protestaron ayer por el secuestro del periodista Gregorio Jiménez de la Cruz por un grupo armado

PARÍS (EFE).- Reporteros Sin Fronteras (RSF) pidió ayer que las autoridades mexicanas “consideren seriamente” que el secuestro, ocurrido anteayer miércoles, del periodista Gregorio Jiménez de la Cruz pudo ser por motivos profesionales.

Jiménez de la Cruz, quien cubre la fuente policíaca para los periódicos locales Notisur y Liberal del Sur, fue interceptado ese día por un comando armado en la puerta de su domicilio en Allende, en Veracruz.

“RSF exhorta a las autoridades a mantener los esfuerzos para encontrarlo y para detener a sus secuestradores, que deberán responder de sus actos ante la Justicia.El móvil profesional debe ser seriamente considerado”, indicó la organización en un comunicado.A juicio de la ONG, ese periodista “forma parte de los escasos profesionales que siguen informando a la población sobre los casos de asesinatos y secuestros en la región, pese al peligro suscitado por la difusión de ese tipo de información”.

El Ejército, la Marina y la policía estatal de Veracruz se movilizaron en el caso, pero hasta el momento sigue sin saberse la ubicación del reportero, la identidad de sus agresores o el motivo por el cual se dio su captura.

En Veracruz, con una tasa de criminalidad “alarmante”, según recuerda RSF, operan el cártel de “Los Zetas” y otros grupos criminales que no están involucrados en el tráfico de drogas.

Desde 2010 hasta la fecha, cuatro periodistas han sido secuestrados y otros nueve asesinados, lo que hace de esa región una de las diez del mundo más mortíferas para los profesionales de la información.

Piden su liberación

El diario Notisur conminó ayer a los captores de Gregorio Jiménez de la Cruz a que “lo regresen a casa sano y salvo”.

“No ha hecho daño a nadie para merecer una agresión de esta envergadura”, señala Notisur en un editorial publicado ayer.

El periódico señala que Jiménez de la Cruz es “un hombre de origen humilde”, una virtud que “proyecta cotidianamente en su quehacer y comportamiento”, y un “reportero eficiente”.

Por ello, su secuestro “lacera de manera grave y profunda todo nuestro ser” y constituye una agresión “para todos en Notisur, su casa editorial, lo mismo que Diario El Liberal y En La Red”.La solidaridad y repudio generalizado suscitado por el caso “nace del simple y llano hecho de que los periodistas no somos, por definición, enemigos de nadie”, apunta.

El editorial pide a los captores del periodista que comprendan “que se han equivocado de persona y de labor”. “Lo queremos vivo. Lo necesitamos. Se los requerimos de vuelta en casa y pleno”, agrega.La organización de escritores y comunicadores PEN Club México condenó “enérgicamente” el secuestro del periodista y pidió a las autoridades, en especial a las de Veracruz, dar con el paradero del comunicador.

La organización defensora de la libertad de expresión recordó que “el año pasado en el estado de Veracruz ocho periodistas fueron privados de su libertad”.

Fundado en 1921, el PEN Club International es una organización de escritores y comunicadores que promueve la libertad de expresión y cuenta con más de 144 centros repartidos en más de cien países.Según la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), en México han sido asesinados 87 periodistas desde el año 2000, por lo que es considerado el país más peligroso de América Latina para ejercer esta profesión.



Volver arriba