“Nada debo”, dice al Senado

La perredista Iris Mendoza solicita que la investiguen

 

La senadora perredista Iris Vianey Mendoza, en una sesión de fotos

La senadora perredista Iris Vianey Mendoza, acusada de estar relacionada con el cártel de los Caballeros Templarios, presentó una solicitud de licencia para separarse 30 días de su cargo y se puso a disposición de la Procuraduría General de la República para que la investigue.

“Nada debo, nada temo”, dijo la legisladora en tribuna, ante el aplauso de pie de sus compañeros. Tras prometer que no se ocultará detrás del fuero, calificó de calumnias las acusaciones que -aseguró- ponen en riesgo su integridad y la de su familia.

Raúl Cervantes, presidente de la mesa directiva del Senado, dijo que la solicitud se analizará en su momento.

 




Volver arriba