Satisface a México respuesta ante crisis de menores migrantes

 

MANAGUA (Notimex).- El gobierno de México se declaró hoy satisfecho por los ‘compromisos históricos’ de los países de destino, tránsito y origen para atender la situación humanitaria de los niños migrantes irregulares sin compañía que viajan a Estados Unidos.

La subsecretaria de Población, Migración y Asuntos Religiosos de la Secretaría de Gobernación de México, Mercedes del Carmen Guillén Vicente, dijo a Notimex que ha sido reconocida la corresponsabilidad regional y la necesidad de protección humanitaria a los menores.

Los países miembros de la Conferencia Regional sobre Migración, que culminó el viernes una reunión extraordinaria en Managua, se comprometieron a trabajar en forma conjunta para ‘hacer frente a las causas estructurales de este movimiento irregular’ de menores.

Además, crear programas de desarrollo económico y social en las comunidades de origen con objetivo de coadyuvar en la erradicación de las causas que han ocasionado el fenómeno migratorio irregular.

Detrás del drama, actúan los grupos de la delincuencia organizada y los traficantes de personas que han propagado ‘desinformación intencional’ para aprovecharse del flujo irregular, explotar a los menores y las familias en situación del vulnerabilidad, expresó.

Estados Unidos, México, El Salvador, Guatemala, Honduras y Nicaragua lanzarán campañas masivas de difusión para advertir a las familias de ‘los peligros del viaje’ y la falta de disponibilidad de permisos para los que llegan a Estados Unidos, explicó.

Guillén Vicente dijo que se acordó el acceso de personal consular a los centros de detención para apoyar las medidas de identificación de los 52 mil menores centroamericanos que entraron a Estados Unidos entre octubre de 2013 y mediados de junio de 2014.

Asimismo, se analizarán casos de forma “individual” para buscar respuestas.

El compromiso es agotar la búsqueda de un ‘alivio o remedio migratorio’, que beneficie a los niños y adolescentes reconociendo la situación de vulnerabilidad, agregó la declaración.

Además, los países destinarán recursos para la ejecución de programas de reinserción y la reintegración de los deportados en sus comunidades de origen.

Las medidas regionales, bilaterales y nacionales promoverán respuestas integrales en función del interés superior del niño, la unidad familiar y el apoyo de la protección internacional cuando se requiera.

La Declaración de Managua reconoció que el creciente número de niñas y adolescentes migrantes irregulares constituye ‘un reto signficativo’ en materia de protección humanitaria y aplicación de las leyes de los países.

Los países miembros fortalecerán la cooperación en la lucha contra las redes de traficantes de personas y la coordinación para su captura, a fin de desalentar los flujos migratorios irregulares.




Volver arriba