Niños migrantes no hacen daño, sólo buscan a sus papás: Lupillo Rivera

 

El cantante afirma que le duele más la reacción de los adultos hacia los menores indocumentados, que la afrenta que sufrió

MÉXICO (Notimex).- Al cantante de regional mexicano Lupillo Rivera no le importa que lo escupan o lo empujen, pero sí que los adultos no entiendan que los niños migrantes no acompañados que ingresan a Estados Unidos de manera ilegal no hacen daño y sólo buscan estar al lado de sus padres.

El también hermano de la fallecida Jenni Rivera conversó con Notimex sobre lo ocurrido el 1 de julio pasado en Murrieta, California, adonde fueron canalizados migrantes indocumentados, la mayoría menores de edad, lo que provocó que decenas de manifestantes, portando banderas de Estados Unidos y letreros, protestaran contra la medida.

La situación llevó al intérprete de “Borracho yo he nacido” y “El rey de los borrachos” a acudir al lugar de los hechos para defender a los migrantes, la mayor parte centroamericanos, de los ataques y las ofensas, al tiempo que se enfrentó con el grupo de opositores a la inmigración ilegal.

Al preguntarle qué lo motivó a hacer esto, contestó que “fue algo instintivo, Dios me mandó, yo pasaba casualmente.

“Me agredieron y me regresé a estudiar la situación, a ver qué estaba pasando en el pueblo en donde vivo. Ahí me entero de que se trataba de 140 y tantos niños que venían a dejarlos a Murrieta (donde está la estación migratoria) y me di cuenta de que trataban de impedir que los autobuses entraran”, apuntó el cantante.

Agregó que se vio en la necesidad de regresar a las instalaciones de la Patrulla Fronteriza en esa ciudad al enterarse de que eran niños y mujeres indocumentados, por lo que se bajó de su vehículo con un cartelón en las manos, y fue entonces cuando lo agredieron.

“Yo venía a protestar en contra de ellos (los manifestantes estadunidenses), me agredieron, me escupieron, me amenazaron, me cachetearon, eso me indignó, y no importa si me escupen, yo me limpio la cara y ya, y si a mí me tiran al piso, pues me levanto, pero los niños, ¿qué pasa? ¿cómo un país tan grande como éste y con tanto dinero no puede darnos una explicación de dónde van a estar estos niños y a dónde los van a trasladar?”, añadió.

Rivera indicó que ya era hora de que alguien levantara la voz para decir: “íYa párenle con los indocumentados, con los ilegales!, mejor cumplan con la reforma migratoria que nos habían prometido”.

Rivera utilizó las redes sociales para denunciar lo que estaba pasando, incluso subió un video en el que se observa a un hombre escupirle a la cara, pero Lupillo aseguró que le dolió más la reacción de los adultos hacia los niños, que esa afrenta.

“Lo que más me dolió es ver cómo los adultos se ponen en contra de los niños, ¿qué mal pueden hacerle a la ciudad de Murrieta?, ¿qué tan difícil es poder atender a los niños?, ¿qué tan difícil es poderles dar de comer?, no se van a portar mal, no va a haber violencia, es una situación difícil”.

Gracias al poder de las redes sociales, Lupillo Rivera logró convocar a un gran número de personas para apoyar su causa, además de que sabe que su nombre e imagen impulsan a muchas más personas a unirse a su causa.

“Nunca pensé que fuera a llegar tanta gente, al principio eran ocho personas, luego como 400 o 500 detrás de mí, nada más puse lo que sucedía en las redes todo lo que hicimos”.

De acuerdo con el cantante, se espera la llegada de más camiones con niños indocumentados, aunque desconoce a qué hora ocurra, pero estará al pendiente de lo que pase en su comunidad para poner su granito de arena.

“Estaremos al pendiente la gente en la ciudad de Murrieta y si alguien tiene más información, ojalá y me la hagan llegar”, dijo.

“No me considero ningún líder y mucho menos activista, aunque la gente así lo vea, le agradezco, pero aquí los líderes son ellos, los que participan en defensa de los derechos de los migrantes que van y protestan”, añadió.

Sobre las amenazas, dijo que actuará con cautela en el asunto y andará con más cuidado.

“Las amenazas son amenazas, sólo hay que andar con cuidado, pero quiero que sepa toda la gente que estoy bien orgulloso de ellos, porque vienen a este país a hacer sus labores, ya sea guatemaltecos, sudamericanos o de donde sean, me siento orgulloso de todos ellos”.

Lupillo Rivera expresó que debería solucionarse la situación de miles de latinoamericanos que residen sin documentos en Estados Unidos desde hace años, para que así comiencen a pagar impuestos, como cualquier ciudadano.

“Ellos no vinieron a robar nada a nadie, no vinieron a quitarle oportunidades de trabajo a nadie, ellos vinieron a hacer el trabajo que los americanos (sic) no quieren hacer, no se atreven a laborar como los indocumentados”, indicó.

 




Volver arriba