Miles de niños solos viajan a EE.UU.

La tendencia está en alza, advierte Anthony Wayne

Niños retenidos en Estados Unidos en espera de su repatriación a su respectivo país

MÉXICO (El Universal).- Durante los últimos ocho meses agentes de Estados Unidos han detenido a más de 52 mil migrantes menores no acompañados que ingresaron de forma ilegal a ese país, una cifra que duplica el récord del año anterior, y la tendencia es creciente, reveló Anthony Wayne, embajador estadounidense en México.

Wayne reconoció que “se afronta una seria situación humanitaria” ante el aumento de este flujo, por lo que hizo un llamado para que se impida que estos niños y adolescentes emprendan un viaje lleno de peligros.

El funcionario anunció que hoy viernes funcionarios de alto nivel de México, EE.UU., Guatemala y El Salvador sostendrán un encuentro en el segundo país para abordar este problema en busca de soluciones coordinadas.

En un mensaje que emitió la representación diplomática, Wayne dijo que “tratantes y traficantes, generalmente asociados con el crimen organizado, están usando la desinformación para engañar a más migrantes potenciales”, al asegurarles que si llegan a EE.UU. podrán quedarse, “y eso no es cierto”.

El embajador detalló que “nuestras naciones y comunidades enfrentan una seria situación humanitaria causada por el gran flujo de menores migrantes no acompañados, provenientes principalmente de América Central a través de México, y que entran a Estados Unidos por la frontera”.

Desde el 1 de octubre de 2013 hasta el 15 de junio de 2014 agentes de procuración de justicia estadounidenses han aprehendido a más de 52 mil migrantes menores no acompañados que entraron a Estados Unidos sin la documentación requerida.

“Esto representa cerca del doble de los que entraron sin compañía de adultos durante todo el año pasado, y los números siguen creciendo”.

En su mensaje Wayne subrayó que “estos menores son de los migrantes más vulnerables. Enfrentan un viaje peligroso en su camino al Norte, que se ha vuelto más peligroso que en el pasado. La cuota humana -en muertos, heridos y experiencias traumáticas que incluyen el abuso sexual- es inmensa y de un impacto profundo”.

“Todos nosotros-gobiernos, amigos y familiares, así como organizaciones de la sociedad civil-debemos de trabajar juntos a través de la región para advertir sobre no hacer el viaje y asociarnos para hacer frente tanto a los retos inmediatos de esta situación como a las causas fundamentales del problema”, advirtió.

Wayne destacó que “algunos migrantes, incluyendo números crecientes de menores, buscan cruzar la frontera sin documentación ante la errada impresión de que si llegan a los Estados Unidos se les permitirá permanecer. Funcionarios de alto nivel de los Estados Unidos, incluyendo el secretario de Seguridad Nacional Jeh Johnson han dejado en claro que esto no es cierto”.Expuso que debemos de asegurarnos que aquellos que buscan entrar a los Estados Unidos sin la documentación pertinente “estén plenamente conscientes, no sólo de los peligros del viaje, sino de las realidades de la situación legal que les espera”.Recordó que la legislación estadounidense que está en proceso de ser considerada, si es aprobada por el Congreso estadounidense, tan sólo otorgaría estatus legal a aquellos que han residido en los Estados Unidos antes del 31 de diciembre de 2011, por lo que “estos migrantes menores no son elegibles para obtener beneficios bajo la actual ley estadounidense conocida como Acción Diferida para Menores, o DACA.Todos aquellos que entren a Estados Unidos sin la condición migratoria necesaria son sujetos al proceso de deportación. Dicho de manera más simple, no hay recompensa alguna por el riesgo que estos menores están tomando”.El diplomático adelantó que el gobierno de su país está buscando soluciones a este fenómeno. El Vicepresidente Biden viajará a Guatemala el 20 de junio donde se reunirá con el presidente Otto Pérez Molina; con el presidente Salvador Sánchez Cerén de El Salvador, y con el representante de alto nivel del gobierno de Honduras, el coordinador general Jorge Ramón Hernández Alcerro, para abordar el tema del aumento de menores no acompañados que buscan entrar a los Estados Unidos.”Ellos dialogarán sobre nuestro apoyo en seguridad y economía hacia América Central, y de manera más general, sobre nuestro compromiso por fortalecer nuestra cooperación con la región. Estamos complacidos de que el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, acompañado por el subsecretario de Relaciones Exteriores, Sergio Alcocer, y la subsecretaria de Gobernación, Paloma Guillén, nos acompañarán también en esta reunión, demostrando nuestro compromiso compartido por encontrar soluciones regionales”, destacó.Wayne detalló además que “mi equipo y yo hemos dialogado sobre el tema con numerosos funcionarios mexicanos de alto nivel, así como con líderes de la sociedad civil y representantes de organizaciones internacionales”.Añadió que “estamos aumentando nuestra colaboración en esfuerzos de comunicación social para destacar los peligros del tráfico y la trata de personas, así como los riesgos de muerte, heridas, o abuso relacionados con la migración irregular. Debido al impacto humanitario y a que muchas de las redes de traficantes están involucradas con organizaciones del crimen transnacional, este problema es un importante reto para nuestros dos países”.Consideró que “dar atención a este tema que evoluciona requerirá tanto de medidas a corto plazo, como de acciones a largo término de todos los gobiernos regionales y de la sociedad civil. Los padres, familiares y las comunidades también deben ayudar a resolver el tema y asegurar que estos niños sean protegidos. Le aseguro al pueblo de México que Estados Unidos está comprometido con trabajar con nuestros socios aquí en México y a través de la región para resolver esta urgente situación humanitaria. Debemos de trabajar todos juntos para encontrar soluciones”.




Volver arriba