Lamenta el trato a foráneos

Amnistía pide que se investigue abusos recientes

MÉXICO (EFE).- Amnistía Internacional (AI) pidió ayer a las autoridades una “investigación inmediata” de los abusos cometidos la semana pasada durante la detención de 291 indocumentados centroamericanos en Tabasco.

La organización también exhortó a las autoridades a divulgar el paradero y condición de las personas detenidas el 30 de abril cerca de Chacamac, y a garantizar que tengan acceso a abogados y a organismos no gubernamentales de derechos humanos.

Durante la operación “se documentaron agresiones a migrantes y personas defensoras de migrantes”, entre ellos Rubén Figueroa, del albergue “La 72″ de Tenosique, y los sacerdotes Tomás González y Aurelio Montero Vázquez, apuntó.

Los incidentes ocurrieron cuando los activistas intentaban dar asistencia humanitaria a unos 320 indocumentados, entre ellos menores de edad y embarazadas, que habían intentado sin éxito abordar un tren de mercancías que viajaba hacia el norte del país, añadió AI.

Los defensores, quienes denunciaron agresiones, presenciaron cuando agentes de Migración y policías federales y estatales capturaron a la mayoría de inmigrantes.

Algunos se refugiaron en el albergue La 72 y los que lograron escapar denunciaron que durante la operación los agentes golpeado a algunos.

Según el INM, los extranjeros “no pudieron acreditar su estancia legal en el país”, por lo que fueron presentados ante la autoridad migratoria para iniciar el procedimiento correspondiente que permita su retorno asistido.

Amnistía pidió “una investigación inmediata, exhaustiva e imparcial sobre los incidentes”, que se hagan públicos sus resultados y que los responsables de los abusos cometidos comparezcan ante la justicia.También llamó a las autoridades a brindar protección inmediata y efectiva a los activistas y migrantes del albergue La 72.




Volver arriba