En riesgo menores migrantes

Polleros los dejan a su suerte en la zona fronteriza

 

A pesar de que cobran entre 3,000 y 5,000 dólares por cada uno, polleros suelen abandonar en la zona fronteriza entre México y Estados Unidos a niños y jóvenes centroamericanos que van en busca de sus parientes que trabajan en el país del Norte.

Esa situación motivó que la Comisión Interamericana de Derechos Humanos expresara ayer su preocupación porque entre el 7 y el 14 de marzo pasado fueron abandonados en esa zona 370 niños y adolescentes.

Los menores fueron hallados por agentes del Instituto Nacional de Migración en lugares peligrosos, con lesiones en los pies, deshidratados y con miedo por no conocer el lugar donde se encontraban, dice el organismo.

 




Volver arriba