Comedor de migrantes atienda a mil personas por semana en Sonora

Comedor de migrantes atienda a mil personas por semana en Sonora

HERMOSILLO, Sonora.  (Notimex).- El comedor y dispensario médico ‘San Luis Gonzaga’ atiende a más de mil migrantes nacionales y extranjeros por semana, quienes van de paso hacia la frontera con la mira de internarse a Estados Unidos, dijo su fundador José Gilberto Lezama Rodríguez.

Es en el Ejido ‘La Victoria’, ubicado en la zona rural a unos 12 kilómetros al noreste de esta capital, el sitio donde estableció el comedor y dispensario, con el apoyo de un grupo de voluntarios.

Ahí, en el inmueble ubicado en la calle Cayaco número 12 de la sección Punta Bella, apoyan con alimentos, atención médica y medicamentos, así como con ropa y calzado a los migrantes que van en busca del llamado ‘sueño americano’.

Lezama Rodríguez cuenta con el respaldo del Grupo Humanitario Mateo 25,35 ‘Porque tuve hambre y me diste de comer’, juntos iniciaron actividades en 2009, desde entonces distribuyen comida a indigentes y a los migrantes.

Explicó que de lunes a viernes atienden un promedio de entre 160 y 180 personas en el comedor, que en ocasiones sobrepasa las 200, principalmente hombres, pero también mujeres y menores que se dirigen hacia la frontera.

El comedor se encuentra muy cerca de las vías del ferrocarril, al noreste de Hermosillo, y hasta ese lugar se desplazan caminando para tomar los alimentos a las 12:00 del día, los cuales son aportados, preparados y servidos por voluntarios.

Los comensales, indicó Lezama Rodríguez, son originarios principalmente de Guatemala, Honduras, Nicaragua y El Salvador.

Asimismo, indicó, acuden connacionales provenientes de Chiapas, Veracruz, Oaxaca, Tabasco, Jalisco, Michoacán y Nayarit, entre otros estados del sur de México.

Abundó que en el comedor se brinda atención alimentaria digna que consiste en comida caliente que se sirve a las 12:00 del día y consta de sopa, guisado, frijoles, pan o tortilla, aguas frescas y postre.

Los asistentes pueden repetir raciones hasta tres veces y en algunas ocasiones tienen hasta para llevar, indicó.

Asimismo, añadió, médicos voluntarios ofrecen consulta gratuita a quienes lo requieren, además se les regalan medicamentos que también se obtienen a través de donaciones.

La labor del sacerdote católico Lezama Rodríguez e integrantes del Grupo Humanitario Mateo inició en la parroquia San Luis Gonzaga de la colonia San Luis, donde se ubica la estación de ferrocarril, hasta donde llegaban migrantes e indigentes a solicitar ayuda.

A partir de febrero de 2009 trasladaron sus actividades hacia las vías del tren, donde se concentraban los viajeros que iban de paso hacia la frontera, hasta donde llevaban las ollas con los alimentos para atender un promedio diario de 100 personas.

En abril de 2010 recibieron en donación el terreno en el que está ahora el comedor y empezaron a atender en este lugar a los migrantes debajo de una malla sombra; en tanto se allegaron de recursos para iniciar la construcción del inmueble.

A la fecha ya tienen cuatro años instalados en el comedor que opera de lunes a viernes, mientras que el sábado a las 7:30 horas los voluntarios acuden hasta las vías del ferrocarril para servir un desayuno ligero que consiste en tortas, fruta y jugos.

El comedor y dispensario médico ‘San Luis Gonzaga’ opera a través de donativos de empresas y particulares, así como también del tiempo que aportan personas voluntarias para procurar, trasladar, preparar y servir los alimentos para los migrantes.

Lezama Rodríguez destacó que los donativos que se requieren son principalmente la oración por estas personas que están lejos de sus familias y sus lugares de origen, que se enfrentan a diversas dificultades.

Asimismo, dijo, también se requieren alimentos perecederos y no perecederos, personas que presten sus servicios en la operación del comedor, medicamentos, así como ropa interior y exterior, además de calzado, principalmente de hombre.

Etiquetas:,