Cancún, sin nombres extraños o extravagantes pese a alta migración

 

CANCÚN (Notimex).- En este destino, pese a su carácter de ciudad cosmopolita con mucha migración, la gente es más proclive a registrar con nombres extranjeros a sus hijos que con alguno extraño o extravagante como en otras partes del país.

Esta situación obligó incluso a establecer una normativa para exhortar a los padres de familia a evitar recurrir a nombres que afecten en un futuro al menor, expresó el director del Registro Civil de Cancún, Luis Alonso Andrés Peraza.

Precisó que el 16 por ciento de las personas que registra a sus hijos en Cancún opta por nombres no tan comunes que suelen usarse en el medio como deportistas, artistas o figuras públicas sin llegar a extremos como Michael Jackson o ‘Masiosare’.

En el momento en que un oficial del Registro Civil detecta algún nombre que más adelante le puede ocasionar problemas de acoso o ‘bullying’, se aplica una serie de criterios para evitarlo.

Sin embargo, no se tienen reportes o quejas de personas que quieren registrar a sus hijos con nombres extraños y no se les permita.

El funcionario comentó que en Cancún se presenta el registro de nombres compuestos, que puede ser un nombre en maya y apellidos combinados entre extranjeros y mexicanos.

‘Estamos conscientes de la situación multiétnica y de naciones que prevalece en la ciudad, pero también aplicamos un poco la normativa, que sin ser ley, impide que se registren nombres raros’, afirmó.

Mencionó que últimamente los nombres más comunes que registran son Katherine, Rosemary, Yosmara, Yaretzi, Itzayan, Beker, Luka, Cimeyde, Padme, que toman de películas como por ejemplo la ‘Guerra de las galaxias’.

También comentó que otros nombres de ‘moda’ o que piden con frecuencia en estas fechas son Carly, Yeico o Surisaday.

Sostuvo que en Cancún la gente es más proclive a nombres extranjeros, que elegir alguna rareza, aunque admitió que si hay una tendencia de usar con sonido como japonés y es principalmente en niñas.

También expresó que en algún momento se reportó alguna incidencia en usar nombres raros que nadie sabe qué significan y que más adelante representó problemas a los que fueron registrados así.

Señala que tiene referencias de que llegaba la gente con sugerencias de nombres de otros países, que muchas veces ni siquiera saben cómo se escriben.

Ante esta situación dijo que se tomó la determinación de aplicar una normativa que implica la sugerencia a los padres a no poner nombres inadecuados a sus hijos, en virtud de que esto puede generar burlas, discriminación, pérdida de identidad y dificultades en la etapa de crecimiento.

 



Volver arriba