Aumenta la migración de indígenas chiapanecos a EE.UU.

SAN CRISTOBAL DE LAS CASAS, Chiapas (Notimex).- La migración de los indígenas de Chiapas se remonta prácticamente a inicios del siglo XX cuando eran ‘enganchados’ para levantar las cosechas de extranjeros de fincas cafetaleras en lo que ellos llamaban ‘tierra caliente’, comentó el investigador Gerardo González Figueroa.

El especialista del Colegio de la Frontera Sur (Ecosur) mencionó en entrevista que luego los indígenas también emigraban a tierras bajas a cultivar maíz en terrenos que generalmente rentaban.

‘De tal forma que este fenómeno no es nuevo y el siguiente paso fue cuando comenzaron a salir a Estados Unidos en los años 70, cuando fueron llevados a estudiar y un ejemplo de ello es el indígena Jacinto Arias Pérez, quien estudió antropología en ese país’, relató.

Pero luego las crisis en las fincas y en general en el país, los obligó a salir a las ciudades donde se empleaban de peones, de albañiles o en el servicio doméstico, y según los datos obtenidos en diferentes investigaciones en 2007, había fuera de sus comunidades unos 140 mil indígenas.

Ahora, agregó, es común ver que los sábados se concentran en los caminos vecinales de los municipios indígenas en espera de camiones de supuestas agencias de viajes que se llevan al norte a cientos de indígenas en un trayecto que incluye el ‘ofrecimiento’ de llevarlos hasta el otro lado de la frontera.

Incluso este nuevo ‘negocio’ ha provocado conflictos comunitarios como es el caso de Mitzitón, de este municipio, en donde hay varios grupos que se dedican a llevar a sus paisanos al otro lado de la frontera.

Este tipo de migración se intensifica a fines del siglo XX, cuando salen de la península de Yucatán en donde trabajan como peones para irse por rutas del pacífico y el centro-Golfo hacia Estados Unidos, agregó.

Gerardo González recuerda que en los estudios que realizó sobre este fenómeno también él emigró a Estados Unidos logrando identificar que los indígenas, principalmente de la etnia chamula, llegaban a ciudades como Chicago, Illinois, Colorado y toda la franja fronteriza que va desde Los Angeles, Nuevo México y Texas.

Este fenómeno lejos de disminuir, se ha sostenido a niveles altos y ha provocado problemas que han incidido en la desintegración familiar y la pérdida de sus valores culturales, incluso algunos de ellos son reclutados por los cárteles de drogas para llevarla a los centros de distribución.

Así también, dijo, van perdiendo su identidad y cuando regresan tienen otros hábitos que los hacen abandonar sus comunidades de origen ya que tienen otra visión de la vida y tienen otros referentes para ver la política, economía, lo que genera en fenómeno complejo de desadaptación social.

Reconoció que actualmente este fenómeno de migración se registra en todos los grupos étnicos, de tal forma que ya no solamente salen indígenas de los Altos de Chiapas, sino también de los grupos de la frontera y de la sierra chiapaneca y en el corto plazo no se prevé que disminuya.

Finalmente, comentó que hay algunos indígenas que luego de lograr lo que se proponían, sí regresan, pero en contraparte ha nacido como una especie de costumbre, pues primero sale el jefe de familia, luego involucra al resto de la familia y luego a los amigos y vecinos, por eso no se prevé que se reduzca.

 




Volver arriba