Urgen acciones ante daños por emisiones de carbono negro

MÉXICO (NOTIMEX).- El transporte de carga que no utiliza diesel ultra bajo azufre es el principal emisor de black carbón o carbono negro, con partículas tóxicas que provocan cáncer de pulmón y aceleran el cambio climático, advirtieron organizaciones civiles.

Representantes del Centro Mexicano de Derecho Ambiental (Cemda), Instituto Mexicano para la Competitividad (Imco), Al Poder del Consumidor, y Red por los Derechos de la Infancia en México (Redim) llamaron por ello a emprender acciones de investigación e impulsar la distribución de diesel ultra bajo azufre.

En conferencia, expusieron que el transporte pesado representa 27 por ciento de la flota vehicular, y 75 por ciento de sus emisiones contaminantes corresponden al carbono negro, con evidencia del daño que causan a la salud, a la calidad del aire y la economía.

De acuerdo con los datos, 80 por ciento de las partículas contaminantes más pequeñas que se adhieren a los pulmones y que son cancerígenas -denominadas PM2.5-, están conformadas por carbono negro, cuyo principal emisor es el transporte de carga que no utiliza diesel ultra bajo azufre.

Gabriela Niño, coordinadora de Política Pública de Cemda, sostuvo que “este contaminante puede atraer gran variedad de elementos tóxicos durante su proceso de combustión, entre los que figura el benceno que es un agente cancerígeno, además de que es capaz de retener la luz y de transformarla en calor, lo que en la atmósfera provoca impactos en el cambio climático”.

Identificó al black carbon como la segunda causa del cambio climático, después del dióxido de carbono y debido a que su vida es corta, el impacto es de mayor repercusión, sin que a la fecha se haya estudiado suficientemente en México.

La consultora de Imco, Fátima Masse coincidió que los vehículos son la principal fuente de misión de contaminantes y en ese grupo, los de carga son la mayor amenaza por la emisión de partículas y de black carbón, con efecto negativo en la economía.

Según dijo, estudios indican que los altos niveles de partículas en las ciudades de más de 500 mil habitantes cuestan más de cuatro mil millones de pesos al año, derivado de los gastos de salud y pérdidas de productividad, lo que representa la mitad de lo que gastó el IMSS en medicinas en 2010.

El responsable del Área de Promoción de la Participación Infantil de Redim, Alan Jimenez, comentó a su vez que con estudios se demostró que las partículas contaminantes provocan cáncer y efectos al corazón.

Información de la Organización Mundial de la Salud, dijo, reconoce la afectación a la salud por el black carbon, de manera que en 2012, registraron 3.7 millones de muertes en todo el mundo asociadas a la contaminación en el aire.

En su participación, el director de Fundación Tlaloc, Carlos Mendieta, refirió que de acuerdo con información del INEGI, los costos por contaminación atmosférica en 2009 representaron 520 mil 300 millones de pesos, equivalentes al 4.4 del PIB.

Consideró difícil que México cumpla su compromiso de reducir en 30 por ciento la contaminación de gas invernadero, que afecta el cambio climático, si no deja de utilizarse diésel sucio en vehículos pesados.

Alejandro Calvillo insistió en tanto que para combatir el problema de la contaminación en México es urgente fortalecer en el mercado el diésel ultra bajo azufre, para poder exigir a la industria de vehículos pesados la introducción de tecnología a la altura de la que existe en Europa y Estados Unidos.

Subrayó la urgencia de cumplir la NOM 086 por parte de Pemex y la distribución del diésel ultra bajo azufre en todo el país, así como la actualización de la NOM 044, con lo cual podrían reducirse en más de 80 por ciento las emisiones del black carbón.

Etiquetas:, , ,