Un millón de toneladas de residuos electrónicos en México en 2012

 

DALLAS (Notimex).- México generó 1.03 millones de toneladas de residuos electrónicos en 2012, equivalente a 8.9 kilogramos por persona, de acuerdo con datos de la iniciativa ‘Solving the E-Waste Problem’ (StEP).

StEP, una asociación de organismos de la ONU, agencias internacionales, organizaciones no gubernamentales y gobierno, emitió la víspera un mapa interactivo de los desechos electrónicos en 184 países del mundo.

El mapa proporciona datos por país y se compara la cantidad de aparatos eléctricos y electrónicos puestos en el mercado en 2012 y el resultante de los residuos electrónicos generados.

El año pasado en México, fueron colocados en el mercado 1.5 millones de toneladas de aparatos eléctricos y electrónicos, equivalente a 13.07 kilogramos por persona.

El arribo de los nuevos aparatos se dio al tiempo que se desecharon un millón tres mil 274 toneladas o 8.9 kilogramos por persona.

De acuerdo con los datos, Brasil produjo el año pasado un millón 390 mil toneladas de desechos electrónicos, más que cualquier otro país en Latinoamérica. Sin embargo, la producción de desperdicios por persona (7.06 kilogramos) fue menor a la de México.

Para efectos del reporte, se considera aparato eléctrico o electrónico todo aquel que use una batería o posea un cordón para conectarse a la electricidad.

El mapa muestra que el año pasado se produjeron 48.9 millones de toneladas métricas de residuos eléctricos, un promedio de siete kilogramos por cada uno de los siete mil millones de habitantes del planeta.

El informe apuntó que con base en las tendencias actuales, los expertos predicen que en 2017, el volumen anual de desperdicios electrónicos será 33 por ciento mayor que en 2012, con 65.4 millones de toneladas, el equivalente del peso de casi 200 edificios Empire State u 11 grandes pirámides de Giza.

“Aunque hay una amplia información acerca de los impactos ambientales y de salud negativos de los métodos de reciclaje de desechos, la falta de datos globales ha hecho que sea difícil comprender la magnitud del problema”, dijo Ruediger Kuehr, secretario ejecutivo de la iniciativa StEP.

“Creemos que esta base de datos con una constante actualización y ligada a un mapa en el que se muestra el volumen de basura electrónica por país, ayudará a conducir a una mejor toma de conciencia y la formulación de políticas en los ámbitos público y privado’, agregó.

 




Volver arriba