Profepa denuncia a policía que mató a puma en Durango

El policía municipal de Peñón Blanco, Durango, Gilberto Ochoa fue denunciado por la Profepa por la muerte de un puma

DURANGO (El Universal).- La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) presentó una denuncia penal ante el Ministerio Público Federal, en contra del policía municipal de Peñón Blanco, Durango, Gilberto Ochoa como presunto responsable de la muerte de un puma en diciembre pasado.

El 19 de diciembre, el elemento policíaco publicó en su cuenta de la red social Facebook una fotografía en la que posa con el felino, al que asegura que cazó con su arma, aunque no aclara si el animal representaba un peligro para persona alguna.

La acción legal promovida por la Subprocuraduría Jurídica de la Profepa, establece que, de acuerdo al Artículo 420 Fracción V del Código Penal Federal, dañar algún ejemplar de especie de fauna o flora considerada en riesgo o peligro de extinción, regulada por algún tratado internacional del que México sea parte, es un delito que se castiga hasta con nueve años de cárcel.

Asimismo, señala que el puma es una especie protegida que está listada en la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres (CITES por sus siglas en inglés), donde se incluyen todas las especies en peligro de extinción. La Profepa recomienda a los municipios que ante situaciones de esta naturaleza, de inmediato procedan a notificar a las delegaciones federales respectivas y, en la espera del arribo de personal especializado, solamente se acordone el área para proteger la vida humana y la de los animales silvestres.

De acuerdo con la institución, es importante que los ciudadanos que habiten cerca de áreas silvestres tomen medidas para evitar que animales como pumas, jaguares y osos merodeen sus propiedades. Algunas medidas a considerar son: descubrir y retirar lo que atrae al animal silvestre a la propiedad, evitar fotografiar y alimentar a los animales silvestres, ya que volverán por más alimento.

Además encomienda mantener una distancia segura entre la persona y cualquier animal silvestre. No acercarse, ni obstruir las rutas de escape, procurar mantener los residuos de alimentos en contenedores bien tapados, o en un lugar que contenga los olores, no dejar expuestos los residuos de alimentos para no atraer su atención.

Asimismo almacenar la comida de personas o mascotas de manera que no expida su aroma, considerar tener un perro en la propiedad, ya que son una buena herramienta para ahuyentar a los animales silvestres. Mantener al ganado domÚstico en un lugar adecuadamente cerrado.




Volver arriba