Lluvia beneficia cultivos de maíz, frijol y cebada en Tlaxcala

Lluvia beneficia cultivos de maíz, frijol y cebada en Tlaxcala

Lluvia beneficia cultivos de maíz, frijol y cebada en Tlaxcala

TLAXCALA,  Tlaxcala. (Notimex).- Las intensas lluvias que se han registrado en municipios de Tlaxcala, principalmente en los ubicados en las faldas del volcán La Malinche, están beneficiando de manera importante los cultivos de maíz, frijol, cebada y trigo.

 Juan Bautista Sánchez y José Pedro Fuentes Romero, presidente y secretario del Comisariado Ejidal de Francisco Javier Mina, respectivamente, señalaron a Notimex, que al adelantarse el temporal de lluvias, se podría cosechar antes del tiempo acostumbrado.

 En el caso del maíz, “la milpa ya tiene un buen tamaño más de un metro en muchas partes, incluso hasta 1.5 metros las que se sembraron antes”, comentó Bautista Sánchez.

 “Nos ha favorecido el tiempo, nuestras plantas van bien y no tenemos ahorita ningún problema, nos ha faltado el agua de lluvia y cuando nos falta no crece rápido la milpa”, indicó.

 El comisariado ejidal añadió “esperamos no tener un contratiempo como una granizada o helada, que no nos falte el agua y se dará una buena cosecha”.

 “La milpa está creciendo muy rápido y si todo va como hasta ahora, en octubre ya está dura la mazorca y se podrá cosechar”, subrayó.

 Por su parte, Fuentes Romero detalló que en el ejido Francisco Javier Mina, ubicado en el municipio de Zitlaltepec de Trinidad Sánchez Santos, se sembraron alrededor de 260 hectáreas de maíz, cebada, trigo y frijol, “además de unas pocas de haba”.

 En un recorrido de Notimex por los municipios de Ixtenco, Huamantla, Santa Ana Chiautempan y San Francisco Tetlanohcan, se pueden observar grandes extensiones de terrenos con cultivos de maíz y frijol, donde las plantas crecen de buena forma, en algunas partes sembrados un cultivo junto al otro.

 Ello, debido a las intensas lluvias que se han registrado en las últimas semanas en la entidad, las cuales no han afectado el campo.

 Por otra parte, familias enteras suben todos los días a recolectar hongos silvestres en las zonas boscosas del Parque Nacional La Malinche, actividad que durante esta temporada les provee de alimento y de un medio para ganarse la vida.

 María Andrea Parra-Aguirre de la Cruz, vecina de la zona de Ixtenco, dijo que en esta región crecen hongos conocidos como pantes, escobetas, xolete, y el de mata, que es el blanco, ‘todos son muy sabrosos”.

 “Tengo tres años de venir en esta temporada a recolectar hongos, cuando empieza a llover a buena hora, como este año, desde los primeros días de mayo subimos a buscar los hongos”, resaltó.

 Explicó que en ocasiones este sabroso alimento pueden empezar a crecer desde mayo y hasta septiembre.

 Advirtió que no todos los hongos son comestibles y existen algunas especies “dañinos, pues pueden ser venenosos”, por lo que se tienen que saber recolectar.

 Este conocimiento lo adquieren de las personas mayores, que son las que a través del tiempo han sabido diferenciarlos.

 Los hongos pueden ser preparados “en mole de pipián, o texmolito con su rama de epazote, así como en quesadillas”.

 Refirió que un hongo tipo champiñón, “al que también le decimos el llanero, y que es el primero que empieza a salir, lo hacemos en quesadillas, con quesillo, epazote y flor de calabaza”.

 “Los hongos crecen en todo el bosque, en las partes planas -con vegetación- o junto a los árboles”, anotó.

 Parra-Aguirre de la Cruz refirió que cuando la recolección es muy buena, los hongos son vendidos por kilo en mercados de Huamantla o en la ciudad de Puebla.

 “Los vendo y con eso me ayudo, tan siquiera para sacar -recursos- para lo del molino o para unos frijoles”, acotó la lugareña.- (Por Arturo Díaz Manrique)

Etiquetas:, ,